sábado, 28 de julio de 2007

Sueños Urbanísticos


Tengo muchos sueños. Sueño con un parque municipal, parques infantiles, una glorieta, un mercado municipal, una plaza de artesanos y muchas otras cosas más. No soy ni el único ni el primero en soñarlas, como tampoco soy el único que se pregunta cómo será posible obtenerlas, cuándo, en qué manera y por medio de quién.
Al mismo tiempo sueño con oportunidades aún por aprovecharse, cosas que enriquecerían las diferentes facetas de nuestra existencia comunitaria.
Primer ejemplo. La intersección de la calle Duarte con Calle Carmen, frente a la Ferretería Leonardo, crea un área muy especial. En cierto modo es como el corazón geográfico del pueblo. Me imagino un “Parquecito de Las Flores” en el área junto al río, algo así como un área pintoresca, bien preparada, central, limpia, nítida, colorida, adoquinada, donde hayan bancos para sentarse, una pequeña fuente de agua, una pequeña pajarera y flores, muchas flores, vendidas por personas locales, dejando espacio para que la gente camine, se siente y se tome fotos, además de que haya un boletinero público, con mapas y lista de eventos locales y hasta un sanitario público. Me imagino un poste elevado portando letreros como flechas dirigidas a todos los puntos cardinales, señalando ciudades y distancias alrededor del mundo, marcando el centro geográfico de Las Terrenas y del mundo, la intersección de muchos puntos, porque eso es ese punto, intersección patriótica (Duarte) y cultural (vírgen del Carmen), comercial y social (casi todo el pueblo y otros pasan a diario por ahí). Me imagino la conversión del puentecito en un puente “colgante”, bien decorado, algo así como una estructura que haga del puentecito algo verdaderamente especial, único, convertida en un punto al que hay que ir y que identifique a Las Terrenas. Ojalá que no tumben los árboles al lado de la cañada, para así aprovechar su sombra y crear un lugar refrescante, íntimo y especial. Podríamos invitar a arquitectos y a artistas para “planear el lugar” y convertirlo en el CENTRO obligado del pueblo, como también en un gran mural artístico que sirva de acopio a nuestra historia y a nuestro futuro. Me imagino un pequeño monumento, representativo y de alta calida. Llamemos al parquecito “Cuatro Esquinas,” o “El Centro,” o “El parquecito de las flores,” o algo parecido que sea significativo, memorable, romántico, pueblerino y, sobretodo, turístico. Tantas cosas podrían ir allí pero, más que nada, algo que simbolice lo mejor de todos nosotros.
Segundo ejemplo. La salida de Caño Seco al mar crea otras posibilidades. He oído a varias personas hablar de cuán bueno sería tener un puentecito de palotes, para que las personas crucen desde la policía hacia la Aldea de los Pescadores, usando lo pintoresco y especial del lugar, algo igualmente romántico, turístico, limpio y atractivo. Yo le añadiría un pequeño parque náutico desde el puentecito frente a la Ferretería Leonardo hasta el mar, limpiando y ampliando la cañada, para que pequeños botes, únicos en el país, suban y bajen por ahí, luego de que todo el entorno haya sido convertido en un jardín botánico, de tal manera que los turistas, locales e internacionales, luego de concluída su caminata por el pueblo o por la playa puedan subir o bajar disfrutando del entorno. Las Terrenas sería el único lugar del Caribe con semejante particularidad y con el cuidado adecuado que evitaría la afluencia de basura en el área, la existencia de un jardín botánico y un viajecito en piragua, pintoresco, barato y seguro haría de Las Terrenas algo verdaderamente sin igual.

Tercer ejemplo. En nuestro pueblo todo va de cuesta arriba o cuesta abajo, pero no ásperamente ni con demasiadas curvas. Yo sigo soñando con la idea compartida desde hace dos años de que la ciudad cuente con un sistema de transporte público centralizado, todo eléctrico, usando carritos de golf, con una planta de carga solar y su personal de mantenimiento y limpieza. Imagínense cómo sería Las Terrenas sin la contaminación, ruido y problemas de tráfico que la ausencia de un adecuado sistema de transporte interno crea. Los motochonchistas serían empleados por la Corporación de Transporte Municipal, recibirían un salario decente y en lugar de los cientos de motores tendríamos carritos de golf con rutas por todo el pueblo. ¿Por qué no ser pioneros en transporte colectivo usando energía renovable?

Cuarto ejemplo. Frente a la playa podríamos tener el mejor parque municipal del país. Construyamos un faro, con una gran luz que ayude a crear una marca comercial pintoresca y atractiva. Metámoslo dentro del mar, creando un “rompeolas” que sería un paseo muy particular, desde donde salen yolas a dar paseos marinos, desde donde se lanzan los fuegos artificiales en ocasiones especiales, desde donde se podrían dar hasta conciertos, desde donde se promoverían un sin número de cosas relacionadas a nuestra realidad como ciudad costera. He oído mencionar a otros ideas similares y creo que tiene gran potencial. Lo he visto en otros países. Pero volviendo a la parte de parque municipal, junto a la Casa Blanca se podrían redistribuir el espacio para ser parada de autobuses (turísticos y de transporte interurbano), colocar un área de juego infantil, sanitarios públicos, hasta duchas y convertirlo en un jardín botánico también (yo creo mucho en reverdecer, en enflorecer y en la creación de pequeños parques).
Quinto ejemplo. Las Terrenas podría ser una “ciudad de parques” porque tenemos tantos rinconcitos donde se podrían poner un par de bancos, unas plantas y flores adecuadas y darle un aire muy particular a la ciudad. Creo que todos nos sentiríamos orgullosos de vivir en una ciudad de parques, transformando depósitos de basura en parques de flores, como la curvita próxima a la calle Principal en la carretera a Playa Bonita, una de las partes más feas del pueblo y una de las más sucias, al igual que la intersección de La Ceiba y Playa Bonita, al lado del supermercado León. Desafortunadamente, casi todas las áreas atractivas para parques son ahora paradas de motoconchos. Imagínense el cambio si encontramos una salida florecida, medioambiental, sostenible y creativa a todos esos puntos neurálgicos que tiene la ciudad.

Finalmente, la estupidez del tráfico vehicular actual que hace que camiones extrapesados transiten por un puentecito que no fue construído para ello y que forza a todo el tráfico pesado y general a pasar por la zona turística más crítica de la ciudad podría cambiarse si construímos desde Casa Blanca hasta la Playa de Los Pescadores un “entablado turístico”, haciendo que la calle sea un verdadero atractivo turístico, con pequeñas áreas para exhibiciones artesanales y artísticas, puntos para tomar fotos, centros de información y medios de promover el desarrollo económico en la comunidad. El entablado conectaría el centro de transporte (al lado de Casa Blanca) con los restaurantes en la Aldea de los Pescadores creando un corredor turístico por excelencia.

Son sólo ejemplos y en la mente de muchas otras personas hay ideas similares y hasta mejores. Qué bueno sería si pudiéramos tener un sitio que nos ayude a compilar los cientos de sueños que todos tenemos para hacer de nuestra comunidad la mejor del país y del area.

[Si tienes ideas que deseas compartir, ve al tópico "Sueños Urbanísticos" arriba y escribe un comentario para compartir tus opiniones.]

1 comentario:

Victoria dijo...

Yo tengo un par de sueños para Las Terrenas;
Me imagino el área desde Punta Popy a la Casa Blanca , sin contaminación acústica si se terminase la carretera de Abra Grande, ya no habría tanto tráfico en ese punto.
Imagino la carretera del Pueblo de Pescadores adoquinada con puestos de artesanía y me imagino que toda la carretera de Las Ballenas se hiciera peatonal y adoquinada para crear un paseo marítimo con carril bici para poder pasear frente a la playa sin el ruido de los motores y carros. El tráfico se podría guiar por la carretera que hay planeada tras la primera línea de casas de Las Ballenas.

Me encantan tus ideas de los parques y de mantener el pueblo limpio y bonito.

Espero poder asistir a la próxima reunión del Cluster.