sábado, 13 de abril de 2019

Desafío Juvenil Terrenero


Resultado de imagen para jovenes dominicanos
Desafío Juvenil Terrenero

José R. Bourget Tactuk

Fue el filósofo español Ortega y Gasset quien llamó a los jóvenes a meterse en política, porque si no lo hacían otros lo harían y probablemente contra ellos. No debe sorprendernos que de todos los males en nuestra sociedad política, el peor de ellos sea la negación y el ninguneo que se le hace a las realidades socio-económicas, a las necesidades educativas y a las urgencias de realización personal que tienen nuestros jóvenes.

Simplemente preguntémonos, ¿qué aportes VERDADERAMENTE significativos han hecho los poderes políticos de Las Terrenas para la mejoría de los jóvenes, o para atender a sus necesidades más pertinentes en los últimos diez años?  Algo se ha hecho, claro, mayormente relativo a la pelota, pero muy poco en términos de garantías educativas, capacitación vocacional, desarrollo creativo, instrucción en liderazgo, preparación para el empleo, seguridad social, inclusión económica, formación socio-cultural, ferias de empleo, protección contra el acoso y la explotación sexual y, sobretodo, la muy importante formación cívico-política.  Por esas ausencias, muchos de nuestros jóvenes entienden que las respuestas están en la delincuencia, en el uso y tráfico de drogas, en la explotación de sus senos, vaginas, penes y en el cautiverio de sus mentes a las orgías baratas del entretenimiento vacuo que les ofrecen sus celulares. 
Resultado de imagen para jovenes dominicanos
Napoleón aseveró que cada momento perdido en la juventud es una posibilidad más de desgracia en la adultez y si algo se puede decir de la juventud terrenera es que, en gran parte, se la pasa perdiendo el tiempo.  La pregunta clave es, entonces, si quisiéramos cambiar las condiciones actuales, ¿qué puede hacer la política partidista para transformar las cosas hacia algo mejor?

Para mi, el inicio obligado es la elaboración de una clara valoración de los jóvenes como parte esencial de la realidad social, económica, política y cultural en el municipio.  La respuesta no es nombrar gente o darles “poder” representativo como una regiduría, sino sentarse a definir la realidad que deseamos ofrecerles a los jóvenes y establecer una estrategia realizable para realizarlo.  Eso implica diagnósticos, análisis, explorar modelos de buenas prácticas existentes, hacer las adaptaciones necesarias y empezar poco a poco pero de manera constante y persistente, apuntando hacia el futuro deseado y realizable. 

En el mundo político-partidista actual lo que tenemos es un “amague” de participación juvenil, un clientelismo crudo y, en el fondo, una desestimación de las verdaderas ansias de realización en los jóvenes.  En base a mi experiencia de quince años en Las Terrenas creo que para hacerlo diferente necesitamos tres cosas para empezar:
1) Crear un mecanismo de participación juvenil que les permita expresar, en sus propios términos, la realidad que viven, la realidad que desean y los impedimentos que confrontan para su realización.  En ese proceso, es extremadamente importante que haya equidad de voces entre los géneros.  Esto podría tomar la forma de un “Encuentro Juvenil” tipo seminario/taller.
2) Utilizar los resultados del Encuentro Juvenil para elaborar borradores de estrategias, comparándolas con buenas prácticas en nuestro patio, en el ámbito nacional y en el internacional, siempre contando con los aportes de entidades especializadas en la juventud para no tener que “reinventar la rueda”.  El hecho de que los politicuchos locales no sepan qué hacer no quiere decir que no hayan prácticas deseables, realizables y exitosas.  Las hay y muchas, lo único es que los políticuchos partidistas locales se conforman con la exaltación de su obvia ignorancia y la exaltación de sus constantes improvisaciones.
3) Que se apropien los fondos necesarios, mientras igualmente se buscan fondos externos, para que de manera transparente se ejecuten acciones de empoderamiento a través del uso adecuado de los recursos existentes localmente, a través del gobierno central (y sus ministerios) y de fuentes externas.  Si esos fondos y recursos no han llegado a Las Terrenas es porque nadie se ha dedicado a diagnosticar las condiciones, a formular las estrategias y a someter propuestas viables con el indispensable seguimiento/ejecución aceptable.
Resultado de imagen para jovenes de las terrenas
Jóvenes terreneras con Selena Gómez
El Che Guevara decía que la juventud era la arcilla fundamental de la labor revolucionaria.  Los líderes políticos partidistas así lo saben.  Por eso es que en las últimas semanas se ha visto como algunos jóvenes se han adentrado en el haber político partidista, uniéndose a movimientos y tendencias político-partidistas y ejecutando acciones sociales de cierta trascendencia.  No han hecho revoluciones, pero comienzan a decir “presente”.  Para mi empezaron mal, porque comenzaron vendiendo parte de su alma al mismo diablo que los ha mantenido ignorados y pisoteados:  el sistema político partidista tradicional.  En lugar de revolucionarios se han vuelto contra-revolucionarios.  Debieron organizarse primero en torno a ideas e ideales, antes de escoger atarse a un líder mesiánico que les ofrece el amparo clientelista tradicional.  No es que no participen de la política partidista, sino que lo hagan creyendo que la única forma de hacerlo es entregando su lealtad a los politicuchos locales en lugar de entregarlo a la búsqueda del bien común.
Resultado de imagen para jovenes de las terrenas
Líderes terreneros/as
La juventud politizada partidariamente sin una formación socio-política es una aberración.  En el contexto actual de las cosas, que jóvenes promisorios empiecen entregando su alma a la política partidista constituye la mejor predicción de que repetirán los mismos errores de sus líderes bajo cuya tutela se han colocado.

“Pero”, dirán algunos, “es que no hay ma’ná” y les doy toda la razón.  Algunos, incluso, se dedican a aprender de maestros espúreos, copiando de ellos la ingratitud, la injuria, el ninguneo y la denigración de su propia humanidad y la de otros.  El partidismo político crea las condiciones para que no haya más nada, para que el joven aprenda que su futuro depende de sus amarres partidista, sobre todo con los que están arriba.  De esa forma aprenden que su lealtad es hacia el líder mesiánico, no hacia la comunidad.  Después que se pegan de la teta nunca maduran lo suficiente como para producir su propia leche.

Yo espero que los líderes juveniles emergentes adquieran suficiente conciencia, tengan una visión suficientemente amplia, para que encuentren la sinergia necesaria que los lleve a conocer mejor sobre lo posible, sueñen y entonces dirigían sus energías hacia el bien común, no hacia el “poder” vendible, comprable y degenerante que nos rodea por todas partes.

Yo admiro a los jóvenes que se han “tirado a la política”.  Los admiraría mucho más si logran mantener su independencia, si no se someten a la teta mortal y trágica del clientelismo partidista y si se forjan de conciencia en la búsqueda del mayor bien común posible.

martes, 17 de julio de 2018

Barrio Chino en Las Terrenas


Con fondos de la República Popular China construyamos el Barrio Chino de Las Terrenas, incrementando la atmósfera cosmopolita y multicultural del municipio.  

 Como tenemos un TREMENDO problema con el río Las Terrenas, pidamos al gobierno chino que invierta y transforme al río de un problema a un TREMENDO atractivo turístico, que ayude a resolver de una vez por todas el problema de crecidas, inundaciones, contaminación e impacto económico negativo a consecuencia de la falta de planeamiento histórico.  Las fotos son del pueblo de Zhijiajiao en Shanghai, China.

Sigo creyendo que el río Las Terrenas sería el proyecto de desarrollo económico más importante de Las Terrenas, porque podría convertirnos en un atractivo único, creando zonas culinarias, artísticas, artesanales e inmobiliarias sin igual, además del potencial para la creación de hostales, hoteles, restaurantes, galerías y un sin número de cosas más.

Así habría trabajo para todos los arquitectos, ingenieros, maestros constructores, albañiles, carpinteros, electricistas, plomeros, hoteleros, jóvenes, hombres, mujeres, artistas, pintores, cocineros, chefs, maestros, traductores, decoradores, y todos los que participarían de la cadena económica que un proyecto tal implicaría.

Haciendo menos podemos lograr más.  La respuesta al desarrollo económico no es hacer más, sino hacerlo mejor.  Haciendo menos con mayor impacto es mejor que hacer más—y utilizar más recursos naturales—con un retorno limitado o sólo para algunos.

Si no capitalizamos las oportunidades que la China nos puede ofrecer seguiremos trillando el mismo caminito de siempre y logrando muy, muy poco.

sábado, 14 de julio de 2018

Sobrevivir Vs. Progresar



¿Qué es sobrevivir? 

Existir o vivir “aguantao”, como se pueda.  Te tiras por lo más fácil, el camino de menos resistencia, el de menos esfuerzo.  Evitas el trabajo concienzudo y persistente.  Vives en constante reacción a lo que te rodea.  Escuchas sólo para responder en defensa, no para verdaderamente oir.  Aceptas el fracaso como el punto final cuando las cosas no te salen bien.  Piensas que “las cosas son como son”.  Vives dependiendo de lo que otros dicen.  No tienes iniciativa.  Sucumbes a las limitaciones de tu crecimiento personal, no reconoces las limitantes de donde vienes.  Hablas, hablas, hablas.  Comienzas muchas cosas que no terminas.  Estás contento con las tres diarias, las mismas de siempre.


¿Qué es prosperar para ti?

Es crecer, desarrollarse, evolucionar, progresar, florecer, mejorar, transformarse.
Creas las condiciones para tener opciones.  Los desafíos te animan.  Lees, lees, lees.  Observas para aprender, aprendes para reflexionar, reflexionas para actuar.  Descubres dónde está lo que necesitas, encuentras cómo llegar ahí.  Reconoces que no todo depende de ti, que hay que relacionarse con los que ya han pasado por donde tú te encuentras.  Cada fracaso es una oportunidad para un nuevo comercio. 

Traduce eso en términos de una comunidad.  ¿Cómo te das cuenta que Las Terrenas a penas sobrevive? 

¿Qué necesita Las Terrenas para que prospere?

Las Terrenas prosperará en la manera en que imaginemos su desarrollo.  A manera de ejemplo, considera lo siguiente: piensa por un momento, cuando usted piensa en Las Terrenas ¿qué monumento la identifica?  Si usted deseara pintar una imagen de nuestro pueblo a otras gentes ¿qué diría?  Aquí en Las Terrenas no tenemos absolutamente nada.  Cierto, tenemos nuestras hermosísimas playas; o sea, en aquellos días cuando Caño seco no las llena de basura, cuando las lluvias no la llenan de heces fecales, o de plásticos.  Pero, aparte de las playas, no hay na’!!

Nos hace falta un monumento exquisito, elegante, atractivo, representativo.  Una inspiración.  Quizás podría ser un faro, o una glorieta en el mar, o un pequeño muelle turístico, o un parque municipal, o una verdadera entrada representativa, que capture la imaginación de las personas por ser verdaderamente expresiva de la identidad del pueblo.  Podría ser un pequeño puente, o un corredor turístico. 

Imagínense pequeños lugares por todas partes, nítidos, coloridos, románticos, pintorescos, con flores, bancos, macetas, esculturas, fuentes de agua, donde los turistas, dominicanos y extranjeros, y donde el nativo se queden para tomarse fotos y mandárselas a sus amigos y familiares.  Esa es una alternativa a las fotos comunes de basureros informales en las calles, carnicerías con cadáveres colgando de clavos y sangrando en las calzadas, cunetas repletas de basura y plásticos desechados, motoconchos llevando cuatro personas o personas en sillas de ruedas en las calles.  ¿Son esos los monumentos que nos representan?


El progreso es tangible, pero también simbólico.  Lo que comunicamos a través de los símbolos a veces es más poderoso que lo que podemos tocar, sentir, gustar, oler, ver y oir.  Todo cambio comienza en la imaginación.  No basta sobrevivir, hay que progresar y el progreso tenemos que imaginarlo.

viernes, 13 de julio de 2018

China y Las Terrenas



Hermanazgo China (PRC) y Las Terrenas

Las Terrenas debe hacer todo lo necesario para que los chinos vengan a invertir aquí. No perdamos tiempo, pensemos en grande, soñemos con lo posible.

La República Popular China ha prometido invertir unos US$30,000 millones en Haiti y realizar una serie de proyectos de infraestructura y de desarrollo económico y humano. Esa inversión, única en su tipo, se justifica porque la iniciativa haitiana es parte de los aprestos chinos para incrementar su presencia económica en América Latina, la que de acuerdo a autoridades chinas se trata de unos US$250,000 millones en los próximos 10 años.

US$250,000 millones equivale a 12,500,000,000,000 pesos. Ahí debe haber por lo menos 300 millones de pesos para Las Terrenas. ¿Quién los va a buscar? ¿Cómo?

La inversión en Haiti es vista como una manera de incursionar aún más en el mercado norteamericano; pero, más que nada, le ofrece a China la oportunidad de expandir su excesiva capacidad de producción industrial.

China ha invertido enormemente en Ruanda y en otros paises de latinoamérica. Dentro del macrotema de la geopolítica, es posible que la iniciativa de Las Terrenas pudiera promover una apertura más amplia hacia la China continental y acelerar la incursión económica de esa gran potencia.

Asumiendo que el hermanazgo sea posible dentro de las recién estrenadas relaciones entre los dos paises, la presencia de los chinos con sus extensos capitales podría dar independencia al municipio para poder resolver sus graves problemas de estructura, al tiempo que le ayudaría a desarrollarse como nunca antes.

https://redchina.es/la-nueva-agencia-de-cooperacion-internacional-para-el-desarrollo-de-china/

http://www.comillas.edu/es/noticias-comillas/6428-china-un-nuevo-modelo-de-cooperacion-al-desarrollo

Hermanazgos para el Desarrollo Terrenero

Barcelona

Barcelona

Canasta

Canasta

Copenhagen

Copenhagen

Giethoorn

Giethoorn

Medellin

Medellin

Butchard Gardens

Victoria, Vancouver Isla, Canada

Hermanazgos para el Desarrollo Terrenero
El hermanazgo entre ciudades es una estrategia para el desarrollo de los municipios. A veces existen hermanazgos puramente culturales o sociales entre ciudades donde existen igualdades económicas, sociales, culturales y económicas.
En la mayoría de los casos, sin embargo, hay muchos hermanazgos entre ciudades desiguales; o sea, entre una ciudad que juega el rol de “hermana mayor” por tener un mayor desarrollo, y una ciudad beneficiaria, la que jugaría el rol de “hermana menor.”
En el caso de Las Terrenas y dadas las condiciones existentes, cualquier hermanazgo tendría que representar a nuestro municipio como una hermana menor.
Hay mucho que se puede lograr a través de hermanazgos de ciudades y son mejores cuando se establezcan como resultado de procesos de consulta comunitarios, porque una vez establecidos, los hermanazgos funcionan mejor cuando existe una sinergia efectiva y adecuada entre el gobierno municipal y la comunidad.
Ejemplos de posibles hermanazgos:
1. Giethoorn (Holanda) y Las Terrenas, para desarrollar el río Las Terrenas como un canal al estilo de los de Holanda, incluyendo el desarrollo de una flotilla de taxi marinos, para transportar personas en bote entre todos los puntos clave del litoral terrenero.
2. Copenhagen y Las Terrenas para hacer de Las Terrenas la primera ciudad dominicana bicipedal, incluyendo la presencia de una flotilla de bicicletas para uso urbano y un sistema de taxis en bicicleta.
3. Barcelona y Las Terrenas, para la construcción de jardines urbanos, haciendo de LT la ciudad con la mayor cantidad de jardines urbanos del pais. Hacer de cada callejón y esquinita en Las Terrenas un jardin/paseo.
4. Medellín y Las Terrenas, para copiar el modelo de ellos donde hay más de 500 esculturas en la ciudad, de esa forma construir Las Terrenas como el municipio de mayor cantidad de esculturas en el pais.
5. Victoria Island (Canada) y Las Terrenas, solicitando al Butchard Gardens la construcción de un jardin, mariposera, parque peatonal y ecológico en la zona de Calolima.
6. Jardín Botánico Nacional, para ayudarnos a instalar y mantener canastos colgantes de flores en todas nuestras calles.
Hay cerca de 12,500 hermanazgos de ciudades (a veces llamadas ciudades mellizas) alrededor del mundo.

Samaná Futura, Idiomas


Samaná Futura--Idiomas
No existe ninguna razón por la que en Samaná todas las personas de 4 años (preescolar) hasta 25 (universidad), no puedan aprender un segundo (inglés) y tercer (francés) idioma. Samaná pudiera ser dentro de una generación (15 años), la primera provincia trilingüe del país.
No existe ninguna razón por la que Samaná no se pueda convertir en la primera provincia con una enseñanza intensiva del Mandarín, para convertir la provincia en un eventual destino turístico para más de un millón de chinos que viajan al exterior cada año haciendo turismo. Si hay algo sabio que podríamos hacer a corto y mediano plazo, es pedirle al gobierno chino que hagan de Samaná un centro de inversión educativa y económica. Hagamos de Samaná una China chiquita (sin interés de J la P).

Manejar dos y tres idiomas eleva el desarrollo social e intelectual de las personas. El nivel de energía, persistencia y resiliencia necesaria para adoptar tal disciplina implicaría un cambio total de hábitos y actitudes, lo que sólo puede resultar en beneficio personal y comunitario. Eso es sin mencionar otros factores, igualmente importante, que resultarían del proceso de transformación lingüística.
Estamos hablando de unas 65,000 personas que en una generación podrían convertir a Samaná en una potencia social, cultural, vocacional, educativa, intelectual y comercial.
¿Cómo hacerlo?
1. Creando un sistema educativo que atraiga personas que hablen inglés al nivel nativo para enseñar a todas las personas en edad escolar, utilizando la tanda extendida de manera intensiva y con el apoyo de la tecnología.
2. De los 2,600 millones de pesos que el Estado tendrá que pagar en peaje sombra en el 2018, cancelar ese contrato y dedicar 600 millones al mantenimiento de la carretera (además de lo obtenido del peaje). Disponer el remanente 2,000 millones de peso en el proyecto “Samaná Futura”.
3. En 15 años esa inversión representaría 30,000 millones de pesos. O sea, aproximadamente 50,000 pesos por persona (65,000 personas de 4 a 35 años). Creo que esa es una inversión razonable dado el tiempo y el impacto.
4. Otra opción es tomar 2,000 millones de pesos por año proveniente del presupuesto del Ministerio de Educación, lo cual sería una positiva inversión del 4% en el futuro de una provincia que tiene mucho que ofrecer al desarrollo social y económico del país.
5. Los beneficios en base al desarrollo que una población mejor preparada podría ofrecer a la provincia compensa en creces la inversión identificada como necesaria para transformar la provincia y ponerla a la puntera del desarrollo turístico, económico y humano.

lunes, 2 de julio de 2018

El Estacionamiento en Punta Popy, Las Terrenas

SOBRE EL PARQUEO EN PUNTA POPY

La inversión privada hay que protegerla.

El interés común hay que protegerlo.

En principio, los propietarios de un terreno privado tienen derechos a hacer con su propiedad lo que juzguen conveniente a sus intereses.

En principio, el gobierno municipal está en potestad de considerar todos los factores relevantes antes de un permiso o de una no objeción en base a lo más conveniente al interés común.

Se ha mencionado que lo que hay que hacer es medir los 60 metros a partir de la marea alta y dejar que el propietario privado haga con su propiedad lo que guste. 

Sin embargo, ¿cuál marea alta, la de hoy, la de dentro de un año, la de dentro de cinco años? Dentro de 10 cortos años esa playa no va a estar ahí. Hace cinco años Punta Popy era el 400% más ancha. Todo proyecto allende al mar que no tome en consideración el cambio climático es una pérdida de dinero y un impacto negativo innecesario al mar. Si el Sr. Bermúdez desea perder su dinero allá él, pero el gobierno municipal debe tomar en consideración lo inevitable, como que somos un municipio costero, que el 17% de las costas dominicanas van a desaparecer en los próximos 20 años y que Las Terrenas será profundamente afectada por la transformación de su litoral debido al cambio climático  ¿A quién beneficia un estacionamiento debajo del mar?

Hace años las autoridades de entonces tomaron una decisión en cuanto a dónde colocar el vertedero y hoy sufrimos las consecuencias de decisiones tomadas sin total y profunda comprensión de las implicaciones, sobre todo cuando éstas pueden ser impredecibles. Nadie se imaginaba en ese entonces el impacto que tendría el vertedero sobre la calidad de vida de todos, de la misma forma que hoy parece que muchos no ven ni entienden lo que le está pasando al litoral.  El cambio climático, la pérdida de gran parte del litoral y la continuación de la destrucción de la calle frente al mar (sin que a la Alcaldía se le antoje hacer nada para mitigar el impacto actual) son realidades que no deben ser obviadas.  Cuando el mar se le meta al parqueo, ¿quién va a mitigar las consecuencias?

Se ha señalado que actualmente hay condiciones que afectan la playa de manera profunda, tales como la arrabalización y el estacionamiento informal.  Totalmente cierto y de acuerdo.  Pero eso es tan evidente que la mitigación de las mismas debe ser igualmente predecible y realizable. 

Además, el Sr. Bermúdez ha sido EXTREMADAMENTE generoso con Las Terrenas al permitir el uso de su terreno privado (asumiendo que está por la ley), para beneficio de los locales y de los visitantes.  Esa generosidad no es frecuente con otros propietarios de zonas de playas (no voy a mencionar a Balcones del Atlántico aquí a manera de ejemplo).  Su mala suerte es que su propiedad privada se ha constituído en zona de beneficio público. 

La corrección de las causas que incrementan la erosión (como el estacionamiento informal y la arrabalización) se tornan compleja porque el propietario privado podría cercar su propiedad e impedir el paso, protegiendo así su bien e indirectamente protegiendo el litoral.  Pero entonces está el factor social porque muchos entienden que esa es una playa pública y que tanto el cerco posible como cualquier construcción en la zona afectaría el acceso a la playa y su disfrute. 

Creo que es posible tomar medidas para mitigar y limitar la arrabalización, al igual que para controlar el uso de vehículos en la zona, para lo cual un buen acuerdo éntre las partes mediante una alianza público-privada podría ser la solución temporaria. 

Sin embargo, nada de eso altera la realidad de los efectos del cambio climático en la zona.  Todo lo que estoy diciendo es que medir los 60 metros no es lo suficiente, que hay impactos obvios que hoy entendemos y conocemos, un privilegio que no tuvieron los líderes de este pueblo cuando decidieron poner el vertedero donde está.

El trasfondo macro es que el municipio ha carecido de un planeamiento adecuado y de una estrategia de desarrollo conforme a sus circunstancias, reales y emergentes.  Mientras sigamos sin las decisiones, procesos y conocimientos (abstractos y prácticos) que produzcan el plan maestro que merece el municipio para un futuro sostenible seguiremos teniendo estos problemas (y los que faltan!!!).

Lo que sí creo que puede ayudar a Las Terrenas en general y al Sr. Domingo Bermúdez en particular es la propuesta de un Mare Nostrum, https://terrenero.blogspot.com/2018/07/mare-nostrum-las-terrenas.html


Mare Nostrum Las Terrenas




Objetivo: un proyecto de desarrollo económico, turístico y medioambiental sustentable mediante la creación de un parque marino desde Punta Popy hasta Casa Blanca.  Construído en base a un rompeolas flotante de hormigón o de rocas, entrelazado con puentecitos que ayude a encerrar el “mare nostrum”. Diseñado para ayudar a restaurar y proteger la playa de la erosión, facilitando un desarrollo económico sustentable para cientos de ciudadanos nacionales y extranjeros.  Fundamentado en la creación de novedosos atractivos, ofertas y servicios para la mas extensa variedad de turistas locales y extranjeros, sobretodo el turismo familiar, sano y recreativo.  
Consideraciones:
·         Requiere estudio de impacto ambiental relacionado a las corrientes y los corales (entre otros factores), tomando en cuenta que todo lo que se hace en el mar tiene su impacto y que lo importante es descubrir y confiar que el impacto final supera en creces los beneficios a los perjuicios.
·         Su desarrollo debe estar orientado a beneficiar tanto a nacionales como extranjeros.
·         Su desarrollo debe incluir la participación de la comunidad en sus trabajos, pero también a los estudiantes, para ayudar a crear una próxima generación de ciudadanos que sepan proteger a sumar y estén invertidos en su desarrollo sustentable.
·         Se asume la recuperación de la zona costera adyacente al camino, incluyendo la “siembra” de arena que no desaparecería debido a la protección del rompeolas.  O sea, parar o reducir la erosión existente de tal manera que el camino se mantendría y también se mejoraría la franja entre el camino y el mar, evitando así la construcción de un malecón que desaparecería la playa.
·         Crearía una diversidad de negocios con impacto económico positivo que, por necesidad, debe incluir a los nativos, no solamente a inversionistas extranjeros.
·         Facilitaría la construcción de una “aldea de pescadores” con un “museo de los pescadores” en la zona de Casa Blanca, dentro de la cual haya una variedad de ofertas culinarias en un ambiente sano, saludable, protegido e higiénico, balanceando así la rica oferta culinaria de los restaurantes existentes y los que vendrían.
·         Implica un plan estratégico integral, de tal manera que haya desarrollo humano, desarrollo económico equitativo, protección medioambiental y fomento al turismo sustentable.
Componentes:  este borrador de propuesta contempla las siguientes posibilidades dentro del “mare nostrum”.
·         Rompeolas ecológico que incluya puentecitos y botes de tal forma que se crea un sendero viable para peatones y bicicletas.
·         Erradicación del pez león dentro del mare nostrum.
·         “Siembra” de peces y langostas para fines de reproducción y conservación, no para el consumo.
·         Jardin de corales
·         Barco hundido para buceo
·         Snorkeling
·         Botes de fondo de cristal
·         Botes restaurantes
·         Acuario marino
·         Jardin botánico marino
·         Chiringuitos en diferentes puntos
·         Un jet de agua (como en Ginebra, Suiza)
·         Un sendero marítimo para caminar
·         Puentecitos estratégicos
·         Reserva de peces y crustáceos
·         Alumbrado propulsado por energía del mar o energía solar

·         Canalizar el río Las Terrenas para que su fluencia no entre al mare nostrum y lo contamine.  Incluiría la construcción de una “franja ecológica” entre la desembocadura del río y el mare nostrum.


domingo, 1 de julio de 2018

El Elegido


Soñar es humano.  No es meramente un asunto biológico (la necesidad del descanso), ni conductual (la costumbre de dedicar tiempo para dormir), es igualmente sicológico, social e, irremediablemente, político.

Soñar implica dos cosas. Primero, soñar relativo a lo que buscamos como individuos, a nuestras aspiraciones de desarrollo personal, a nuestras relaciones sociales, a nuestra ocupación o vocación, a nuestros deseos sobre dónde vivir, a las cosas que consideramos esenciales para nuestra calidad de vida.  Por eso es que soñamos acerca de nuestra familia, nuestros propios hijos, las cosas que deseamos hacer y las cosas que deseamos cambiar.  Soñamos deseando evitar las pesadillas y también soñamos, dormidos o despiertos, acerca de nuestras ambiciones y deseos.

Lo segundo es más retórico y más complejo, porque ya es un sueño referente a nuestra existencia social, cívica y política.  Soñamos acerca de nuestra vida en comunidad.  Nadie que viva en medios como el nuestro puede decir que pasa un día sin soñar acerca de cómo le gustaría que cambiaran las cosas.  En el trasfondo más profundo de nuestro cerebro existe un profundo deseo de vivir mejor.  Nadie vive para pasar hombre, para sufrir desnudez, para no tener un techo, para no tener transporte, para no tener una educación, un empleo o seguridad.  De hecho, en la pirámide Maslow las cosas esenciales de la vida (comida, bebida, vestido, sexo, etc.) constituyen la base de la pirámide, seguidas por la salud, la seguridad física, la obtención de una propiedad física, la moralidad, la existencia familiar y otras.  La amistad y la intimidad sexual aparecen justo en el centro de la pirámide, pero sin perseguir una descripción total de la pirámide lo esencial es entender que nuestros sueños van íntimamente ligados a elementos que pueden ser agrupados bajo la categoría de “calidad de vida”.  O sea, nuestra vida es grata y deseable cuando esos elementos esenciales han sido logrados.  No puede haber calidad de vida si no tenemos casa, ropa, comida, seguridad, amistades, empleo, salud y perspectivas de un buen futuro.  Nuestros sueños de vida en comunidad se hacen realidad cuando esas necesidades mínimas, básicas y esenciales son realizadas.

No siempre vivimos en un sueño realizado, por eso es que gran parte de nuestros sueños tienen que ver con la comunidad donde vivimos y las cosas que desearíamos que cambien, porque es en una comunidad “realizada” donde obtenemos los elementos esenciales para nuestra calidad de vida.  Cabe entonces preguntarnos, ¿qué tipo de comunidad deseamos?  ¿Cuáles son las características en una comunidad que me permiten desarrollarme y lograr mis metas, de tal forma que pueda hacer realidad mis sueños? ¿Qué pasa o debe pasar cuando la comunidad no es lo que deseamos, ni lo que la mayoría desea?

Cabe decir que desde el momento que nacemos somos entes políticos, o sea, nos convertimos en ciudadanos con derechos inalienables.  En el momento de ese primer grito, de ese primer respiro, adquirimos tales derechos.  Al convertirnos en adultos, transmitimos el poder de ese derecho natural para favorecer a las personas que en base al sistema político-social resultarán beneficiados por nuestro voto.  Un voto es el simple ejercicio de traspasar nuestro poder individual y convertirlo en un poder colectivo en la persona del “elegido”.  Una mayoría de personas transmiten ese derecho al “elegido” y, de repente, el “elegido” maneja los derechos de todos y todas, los que votaron o no por él. 

Es una tremenda responsabilidad la de ser el depositario de los derechos y los sueños de tantas personas en una comunidad.  Es un deber honroso, sublime e indispensable en el sistema democrático, porque a través de ese proceso esencialmente político-partidario todos los recursos disponibles para la calidad de vida de todas las personas en una comunidad son transmitidos a esa persona, “el elegido.”

Un buen ciudadano político (la cualidad atribuída desde el nacimiento) mantiene su conexión con sus sueños y aspiraciones en la forma en que se asegura de que “el elegido” responda a la responsabilidad de su posición atribuída mediante el voto.  En nuestro medio ha sido muy difícil encontrar a un “elegido” que responda amplia y evidentemente a nuestros sueños y aspiraciones de calidad de vida.  Pero muchos de nosotros, los políticos por nacimiento, o sea, los ciudadanos, no hemos aprendido a ejercer el debido proceso para asegurarnos que “el elegido” cumpla con sus atribuciones.
Por eso es que si queremos hacer realidad nuestros sueños de vida en comunidad no podemos hacerlo separados de un proceso de participación en la democracia, del uso de nuestras voces y prerrogativas para asegurarnos que “el elegido” cumpla con su deber político-social.  Cuando un “elegido” satisface nuestras más profundas aspiraciones, lo demuestra cuando la calidad de vida alcanza a la mayor cantidad de personas en la comunidad.  Hay minorías cuyos recursos les permiten procurarse toda la cualidad de vida a la que aspiran, obteniendo todos los aspectos dentro de la pirámide de Maslow y, por lo tanto, viven vidas de amplia calidad.  Hay otras minorías que están tan marginalizadas y separadas que recurren a las formas más elementales para asegurarse de lo mínimo para la vida (no siempre de la mejor manera).  Pero la gran mayoría son la prueba para un “elegido”, porque ellos son los que no están en ninguno de los dos extremos anteriores y son los que constituyen la prueba del fuego para “el elegido”.

Por eso sigo pensando (de manera metafórica y hasta sarcástica) que mientras en Las Terrenas nuestros barrios sigan a oscuras no hemos llegado mínimamente a la calidad de vida que esta comunidad se merece y, por lo tanto, “el elegido” está muy lejos de vivir a la altura de la confianza depositada sobre él por medio del voto partidario o no.

Sigo soñando porque lo que veo ahora sigue siendo pura pesadilla.