martes, 25 de septiembre de 2007

Pandora

Las mujeres son la causa de todos los males [dicen algunos]

Las mujeres son las culpables de todos los males, maldiciones y desgracias que hay en el mundo. De acuerdo a la mitología griega el mundo estaba habitado solamente por hombres. Prometeo, uno de los dioses, le regaló a los hombres el conocimiento de cómo hacer el fuego. Zeus, el dios máximo y creador supremo, se enojó muchísimo porque el dios Prometeo hizo posible que los hombres conocieran el fuego y para maldecir a los hombres por su nuevo conocimiento creó entonces a la primera mujer humana, Pandora, mandándola a la tierra con una caja en mano.
Al llegar a la tierra Pandora abrió la caja de donde salieron volando todos los males, maldiciones y desgracias, llenando al aire, mar y tierra de cosas terribles. Pandora cerró la caja justo en el momento en que se aprestaba a salir la esperanza. Desprovisto de la presencia de la esperanza la humanidad fenecía, hasta que Pandora más adelante volvió a abrir su caja y salió la esperanza, logrando ayudar a los humanos a que arreglaran su vida a pesar de los muchos pesares, males y maldiciones existentes.
La expresión “eso es como abrir la caja de Pandora” se refiere entonces a que cuando nos enfrentamos a la toma de una decisión la misma podría tener el potencial de traer mucho mal y no el bien o los buenos resultados esperados. Por la misma razón, cuando un grupo de personas se apresta a discutir un tema ya sea político o religioso, alguien dice “mira, deja eso tranquilo porque sería como abrir una caja de Pandora.”
El escritor clásico griego Hesíodo, creador del mito de Pandora era un machista patriarcal y anti-mujer. Vivió 700 años antes de Cristo y decía que la mujer era un gusano, con un apetito insaciable por la comida y por el sexo, capaz de engañar y seducir a los hombres para obtener ambos y con una capacidad increíble para causar daños. Con una creencia así no es de extrañarse que en su obra principal, Teogonía, pintara a la primera mujer como trayendo todos los males del mundo sobre la humanidad.
Durante el tiempo de Hesíodo los griegos aún no dominaban al mundo de aquel entonces (Alejandro el Grande aparecería 300 años más tarde), pero 200 años después de Hesíodo surgió Platón, sin duda alguna la persona más influyente en el pensamiento occidental. Platón fue el maestro de Aristóteles, quien a su vez fue maestro de Alejandro el Grande. Aristóteles tuvo una profunda influencia en la formación de la teología católica (ni la idea de la hostia como cuerpo de Cristo, ni el dualismo espiritual que caracteriza al catolicismo podrían existir sin Aristóteles) y también en el pensamiento occidental en general, lo que explica por qué se mira a Grecia como la cuna de la civilización occidental.
A fin de cuentas la filosofía Griega se incorpora profundamente al surgimiento de la poderosa iglesia católica romana y dirige de manera muy influyente su expansión filosófica en los primeros cinco siglos gracias a los escritos de los primeros Padres de la Iglesia como San Agustin, Clemente de Roma, San Jerónimo y San Atanasio, los que lograron conciliar teología católica con filosofía griega. Sin embargo el mayor de ellos fue Santo Tomás de Aquino, quien vivió en el siglo XIII. Santo Tomás estuvo de acuerdo con Aristóteles de que la mujer fue "malconcebida" o "deficiens et occasionatus" que traducido del latín quiere decir "sin terminar y de origen accidental."
La idea de lo malvada que es la mujer nos pasó entonces de Hesíodo a Platón a Aristóteles, a los padres de la iglesia católica. Como la iglesia católica dominó a Europa por 15 siglos, desde el tiempo apostólico, la edad media y el renacimiento, todas esas ideas estuvieron presentes en la formación de las naciones europeas, las que expandieron su poder a través de sus colonias en todas partes del mundo y llevando en ellas la semilla de ese concepto: que la mujer es la causa de todos nuestros males. Además, según Aquino y Aristóteles por causas de sus imperfecciones la mujer no podía ser parte de la creación original. Aquino, padre de la Iglesia Católica Romana, se opuso tajantemente a la ordenación eclesiástica de la mujer, una actitud que perdura hasta el día de hoy. Aquino tenía una actitud más aceptable y hasta misericordiosa de la mujer cuando se la compara a las ideas de Aristóteles de que la mujer era un "hombre imperfecto" con cualidades materiales (para procrear hijos y satisfacer al hombre) pero de capacidades inferiores que le impiden participar en política, gobierno y en la toma de decisiones. Esas eras las ideas que se discutían en la edad media en cuando a la mujer y las mismas nos han llegado hasta el día de hoy.
Lamentablemente, de todos los grupos humanos parecería que los cristianos son los que más creen que Eva es la raíz de todos los males, de esa manera equiparando a Eva con Pandora. Aunque fue Dios quien puso el árbol “del bien y del mal” en medio del jardín del edén y a pesar de que según la historia en Génesis tanto Adán como Eva desobedecieron la idea que perdura es que Eva-Pandora fue la causa de todo dolor y mal. En realidad, lo que Dios puso en el jardín del edén fue la capacidad de escoger. El concepto de la creación nos presenta con un Creador que no puso ante el hombre y la mujer solamente la capacidad de hacer el bien, dejándolos sin el poder de elección. El así llamado mal llega a la humanidad porque ambos, el hombre y también la mujer, escogieron comer del fruto que contenía tanto el bien como el mal.
La historia de Pandora es leña echada al fuego de una idea machista, patriarcal y abusiva, la que fue expandida con el tiempo y con la práctica. Antes de la llegada del régimen patriarcal al área de Palestina 1500 años antes de Cristo habían reinos gobernados por reinas y prácticas religiosas en las que la mujer o una imagen femenina era Dios. Todo eso desapareció ante el filo de la espada patriarcal, pero en la antigüedad muy probablemente habían más deidades femeninas que masculinas y en los sistemas de creencias en que la mujer era diosa y reina nunca se pensaba que la mujer era la causa del mal.
Cuando las mujeres eran reinas y diosas no decían que los hombres eran la causa de todos los males. Tan pronto se instalan los patriarcas aparece la idea de que la mujer es la causa de todos los males. Si usted encuentra la respuesta a por qué tenía que ser así por favor déjemela saber porque me interesa oirla.

1 comentario:

Vittrus dijo...

La mujer es el sentimiento, el hombre el razonamiento. Por lo tanto, en el mito de pandora, hace referencia a que: el hombre a tener curiosidad, parte del razonamiento, quiere conocer, que es lo que está dentro de la caja, (no está obligado por pandora a querer conocer lo que está dentro de la misma)
Y según lo que supuestamente pasó, con Adán y Eva, es que Eva usó el sentimiento, sintió tomar esa manzana, por un instinto natural del ser humano, el cual, quiere lo que le prohíben, ocurrió eso.
Puede que todo apunte a que el mal, proviene de la mujer, pero hay que mirar todos los puntos, no solo uno.
De todas maneras, me parece un buen tema, y me gustó lo que citaste, solo que no estoy de acuerdo.
Saludos.