sábado, 15 de diciembre de 2007

Generación de Esperanza

Es más fácil pensar en lo peor de las cosas, pero como se avecina una temporada de acción de gracias y de regocijo, hagamos el esfuerzo de recordar las cosas buenas y merecedoras de nuestra atención, sabiendo que al hacerlo nos llenaremos de energía positiva y de mejores esperanzas.

Algo que merece celebración es el tremendo esfuerzo y labor de servicio que realiza la Asociación Humanitaria Domínico-Europea. En los últimos meses y gracias a la labor pionera de los últimos años la Asociación ha realizado actividades médicas de gran valor y reconocimiento. Ejemplo de ellos es su plan de dotar a todos los estudiantes de la provincia de espejuelos según los puedan necesitar. Transcendiendo a Las Terrenas la Asociación abarca ahora a toda la provincia. Nuestras más sinceras congratulaciones para el equipo de la Asociación.

Un comercio que merece ser reconocido es la Ferretería Leonardo, la que comenzó construir un parquecito frente a su negocio. Me imagino que la inversión es millonaria, comenzando sin nadie pedírselo y con el solo propósito de hacer un bien. Al invertir en su comunidad sin obligación y en buena fé, la Ferretería Leonardo crea una pauta para todos los demás negocios de la zona, ayudándonos a ver el ejemplo de un comercio que se beneficia de la comunidad pero que también devuelve en bienes comunitarios una parte de sus ganancias. Ojalá que tan digno ejemplo sea seguido por muchos otros.

El Colegio Alianza inauguró su nuevo local y con ello muestra el nivel de inversión realizado, dotando a Las Terrenas del mejor plantel escolar, el que se apresta para convertirse en un centro de muchas cosas según sus dueños lo planean. Aunque la matrícula del colegio es pequeña comparada a los otros dos colegios de similar naturaleza, el Colegio Alianza espera crecer en un número de direcciones significativas para el desarrollo escolar del municipio. Como muchos sabrán, el colegio también representa una gran inversión social de parte de la Compañía Luz y Fuerza la que al invertir en la educación está igualmente echando su suerte con el futuro de la comunidad.

La escuelita de doña Lidia en El Manantial, construída y sostenida por Lidia Dickinson es un buen ejemplo de una iniciativa personal que ha implicado muchos sacrificios pero también muchas satisfacciones. Construída con el empuje de doña Lidia, contó también con el apoyo financiero y en materiales de sus amigos y familiares de diversas partes. Esperamos que pueda continuar sus funciones y que muchos otros puedan imitar el ejemplo de doña Lidia al buscar el mejor bienestar de niños y niñas que lo necesitan.

Doña Juana Marte realiza acciones incansables y hermosas a favor de los envejecientes, proporcionándoles servicios y actividades para hacer su vida un poco más llevadera, periódicamente haciéndoles un banquete, dándoles masajes y atendiendo a necesidades médicas. Es una gran bendición contar con alguien que se preocupe de los que han vivido sus vidas y son las madronas y los padrotes de la comunidad.

Algo verdaderamente significativo ha ocurrido recientemente en la Biblioteca Comunitaria Anacaona, operada por la Fundación Mahatma Gandhi, la que co-dirijimos junto a mi esposa y que ha aumentado en 300% la cantidad de usuarios en los últimos meses. La Fundación ha traído a Las Terrenas voluntarias de casi 40 países en los últimos dos años, incluyendo paises como Noruega, Italia, Holanda, Francia, Italia, Barbados, España y Estados Unidos, las que han venido por períodos que oscilan de una a 12 semanas. Por primera vez después de dos años, la biblioteca cuenta ahora con un diverso, rico e interesante grupos de voluntarias y voluntarios aunque siempre nos hacen falta más personas. Entre las voluntarias y voluntarios actuales hay representantes de Rusia, Francia, Italia, México, Estados Unidos y la República Dominicana. Las hay artistas, educadoras, líderes políticos y municipales, empresarios y personas de gran riqueza personal y artística. Esto va a permitir a la Biblioteca ampliar y afianzar sus programas al mismo tiempo que busca un nuevo lugar donde mudarse. La Fundación aspira a crear un Centro Multicultural y Global, un Centro de Artes y Artesanía, un Centro de Informática, el Centro de Materiales Educativos o biblioteca, al igual que un Centro de Información Comunitaria. Los que quieran apoyar financieramente y/o ser parte de estos desarrollos como voluntarias por favor háganmelo saber.

Existen en la comunidad organizaciones activas e individuos visionarios los que, aunque mayormente desconocidos a la mayoría de nosotros, permanecen ayudando en diversas formas y respondiendo a las necesidades de las gentes. Hay personas que sostienen programas de asistencia educativa, enseñanza de idiomas, apoyo sicológico, desarrollo religioso, desarrollo artístico y sostenimiento académico, sobretodo pagando los gastos educativos de niñas y niños que de otra manera no podrían estar en la escuela. Así como ellos y ellas, hay otras tantas personas que hacen el bien y ojalá supiéramos mejor quiénes son.
Lo importante es que una comunidad necesita el apoyo de todos.

Las Terrenas será tan fuerte como lo sean sus instituciones comunitarias y ahí radica tanto nuestra gran necesidad como también nuestro gran potencial.

Espero ansiosamente ansiosamente el momento en que el liderazgo comunitario, político, social, religioso, empresarial y de la sociedad civil, pueda conjuntamente desarrollar un modelo de accionar colaborativo, apoyándonos mutuamente en la búsqueda de un bien común.

La fuerza de una comunidad no radica en el accionar heroico de un solo individuo o entidad, sino en su capacidad de producir fórmulas de mejoramiento y desarrollo que representen el mejor deseo de todas las partes de la sociedad.

Un liderazgo municipal y político que apoye las iniciativas de bien y que comprenda que apoyando los que hacen el bien beneficia a todos hace mucha falta. Ninguna entidad puede hacerlo todo por todos.

Como dependemos los unos de los otros felicito entonces a todos los antes mencionados y a los que por desconocimiento u omisión no intencional no mencioné, pero que trabajan desinteresadamente, con recursos propios y con grandes aspiraciones, buscando el bienestar comunitario. Exitos a todos y en nombre de la comunidad, GRACIAS.

No hay comentarios: