miércoles, 22 de septiembre de 2010

Otra Cara

En breve, parte de las razones por la que la luz nunca será barata en Las Terrenas ( a menos que...)

Nunca en la historia de Las Terrenas había ocurrido que una situación creara tan profunda y tan amplia respuesta. Cerca de tres mil personas abarrotaron el multiuso en una reunión convocada por la Unión de Juntas de Vecinos donde se maldijo, se insultó y se protestó en contra del monopilio de generación, distribución y venta conocido como Compañía Luz y Fuerza, CxA.

A pesar de todo lo que se pueda decir sobre Luz y Fuerza, con alzas o con rebajas, con o sin impuestos, con o sin intervención del gobierno, el problema central del consumo eléctrico, aquí, en la China y en la Conchinchina, radica en el consumidor. Un consumidor educado, ahorrativo y dedicado a la conservación es la mejor respuesta al problema local, nacional e internacional del consumo de electricidad.

El consumidor sabio es un problema para las compañías eléctricas porque todas éstas generan sus beneficios basados en el consumo. Es como un colmado que vende cervezas, aunque el alcohol es dañino para la salud al colmado no le interesa eso, lo que el colmado desea es vender la mayor cantidad de cervezas posibles al más alto precio posible porque a mayor volumen de venta mayores los beneficios. No es problema del colmado el que los clientes se alcoholicen, el problema estaría en que no consumieran.

El monopolio de Luz y Fuerza quiere que todo el mundo consuma y que consuma mucho al mayor costo posible. Según el sitio Web de la empresa, hace 10 años la compañía vendió un poco más del 10 millones de kilowatts en todo el año. Para finales del 2010 la compañía habrá vendido por encima de los 30 millones de kilowatts; o sea, un crecimiento del 200% en apenas 10 años. Eso es una minita de oro. Si el promedio del kilowatt es 11 pesos, eso querrá decir que al final del 2010 el monopolio Luz y Fuerza habrá vendido por encima de los 350 millones de pesos y si la compañía tiene beneficios de un 40% eso querrá decir que obtendrá ganancias netas cercanas a los 150 millones de pesos en un solo año, o más de 12 millones al mes. En todo lo que ha pasado la empresa no ha perdido un solo centavo y todo lo que hace o invierte la empresa no sale del bolsillo de los beneficios sino que es costeado por medio de las tarifas que pagan los consumidores. Por eso fue que la empresa dijo que traspasó la pérdida de las exenciones al combustible directamente al consumidor. La empresa no perdió nada, quienes perdimos fuimos los consumidores.

La empresa también ha revelado que ha invertido más de 100 millones de pesos en la generación de electricidad en base al gas, mientras también ha invertido en la generación eólica. ¿De dónde salió el capital para tales inversiones? Creo, sin temor a equivocarme, que toda, o la mayor parte, o una gran parte salió de la factura eléctrica que todos pagamos. O sea, el consumidor ha financiado al crecimiento de la empresa. Si la empresa lo niega sería bueno ver la evidencia de lo contrario.

Pero no perdamos el punto de vista más importante, que a la empresa ni le importa ni le interesa el que el consumidor consuma menos. De hecho, cuando la empresa coloca medidores de luz sobre postes de la compañía y espera que el consumidor tire 50, 100 y hasta 200 metros de cables hasta llegar a la residencia, en verdad está apostando a posibilidades de grandes pérdidas porque la mayoría de estos cables están empatados y las posibilidades de pérdidas son inmensas. Como el consumidor es el que paga las pérdidas a la compañía no le importa ni le duele. Si la compañía tuviera interés en ahorrarle dinero al consumidor facilitaría un mejor tendido hacia la casa aunque le cobrara el costo sobre un período de tiempo al consumidor, de esa forma TODOS saldrían ganando, no solamente el monopolio.

Hay otro actor al que no le interesa el que el consumidor ahorre: el ayuntamiento. Si es cierto que Luz y Fuerza venderá 30 millones de kilowatts durante el 2010, es probable que también sea cierto que la empresa debe entregarle al ayuntamiento un 3% de las ventas. Eso quiere decir que si la empresa vende 350 millones de pesos al ayuntamiento le entraría por concepto de impuestos a la generación de luz unos 10.5 millones de pesos. No creo que el ayuntamiento consuma 10.5 millones de pesos al año en las oscuras calles de Las Terrenas. ¿En qué se usa ese dinero? Si el consumo se mantiene de manera irresponsable entonces el ayuntamiento se beneficia. Como sea que se parta el coco es el consumidor el que sale perdiendo.

Si queremos solucionar el problema del costo de la electricidad en el municipio la PRINCIPAL responsabilidad es la del consumidor. Empecemos ahi y comencemos a buscar la manera de consumir menos, de consumir más inteligentemente y de descubrir lo que se hace con lo que se genera del consumo para el beneficio del municipio. En todas estas cosas estamos francamente a oscuras y las gracias se las damos al monopolio Luz y Fuerza y a la plutocracia del Ayuntamiento de Las Terrenas.

No hay comentarios: