lunes, 6 de diciembre de 2010

Gobernantes y Gobernados

A pesar de lo que puedan decir otros, solamente hay dos clases de personas en el mundo:  los que gobiernan y los que no.  Entre los que gobiernan están todos aquellos que controlan algo:  un departamento, una secretaría, un partido politico, una empresa o un gobierno.  Entre los que no gobiernan nada estamos la mayoría, los que no tenemos ni poder ni potestad y tenemos que aguantar lo que digan y hagan los que nos gobiernan.
Leonel Fernández, El Gran Ilusionista.
Esta semana con el tema del 4% para la educación me tuve que poner a pensar sobre cosas desagradables y poco atractivas.  Me hacía las preguntas:  a) ¿a quién le interesa que hayan 45 niños en un aula?; b) ¿a quién le interesa que no hayan libros de texto al inicio del año escolar?; c) ¿a quién le interesa que en nuestras escuelas públicas no hayan bibliotecas adecuadas?; d) ¿a quién le interesa que nuestros maestros no tengan suficientes oportunidades de desarrollo profesional de tal manera que puedan enseñar con excelencia?; e) ¿a quién le interesa que solamente uno de cada 4 bachilleres se gradua de la escuela secundaria?  Y así por el estilo.
Un indicador de movilidad social universal es la educación, porque la educación es la manera más directa, más adecuada y más efectiva para promover el escape de la pobreza.  O sea, mientras más educada o capacitada esté la persona más fácilmente sale de la pobreza.  Salir de la pobreza no es solamente el poder ganarse sus chelitos por cuenta propia y poder cubrir sus gastos, es también alcanzar cierto nivel de independencia social y económica.  La persona social y económicamente independiente es un problema porque no es fácilmente manejable, o porque cuesta mucho más manejarlo.  Entonces, si quiero manejar a las vastas mayorías es mejor mantenerlos en la ignorancia y en la pobreza.
A los gobernantes les encanta gobernar y los que gobiernan prefieren a los pobres, porque con funditas y tarjetitas de beneficios insostenibles los mantienen con el lazo al cuello de la dependencia económica y política.  Mientras más pobres dependan de las sobras y de los regalitos de los gobernantes más fácil les resulta seguir gobernando, o sea, seguir en el poder.  Esto no es asunto de los que están en el poder ahora, es asunto de todos los que llegan al poder, sin importar las banderías partidistas.
"No hay dinero para educación"
Latinoamérica ha parido un ejemplo reciente de cuán diferente podrían ser las cosas. Al concluir 8 años en la presidencia, el presidente Lula da Silva logró que cerca de cincuenta millones de personas en Brazil, de un total de 180 millones, mejoraron sustancialmente su calidad de vida.  Sacó de la pobreza a unos veinte millones de personas, al tiempo que otros 31 millones ascendían en la escala social. Convirtió a Brazil en una potencia emergente clave y una profundamente ambiciada por todos los regímenes explotadores del mundo. Y ahora, esas 50 millones de personas que abandonaron la pobreza le dieron la victoria en las recientes elecciones a la sucesora de Lula (en Brazil el presidente sólo puede gobernar hasta un máximo de 8 años).  Es interesante notar que Brasil tenía el segundo nivel de analfabetismo en el hemisferio, detrás de Bolivia, hace apenas 7 años, pero que los programas de alfabetización y de vuelta a la escuela tuvieron tanto éxito bajo el Presidente Lula que el progreso ha sido notable, con profundas consecuencias en la calidad de vida y en el desarrollo económico de gente pobre que ahora sabe leer y escribir y pueden echar adelante sus pequeñas empresas.  Economía y educación van íntimamente ligadas.  Analfabetismo y dependencia económica van íntimamente ligadas también.
Por eso es que creo que a los politicos absurdos de este pais no les conviene que en la República Dominicana se cumpla la ley del 4% del PIB para la educación.  Nos quieren mantener ignorantes y dependientes; nos quieren mantener gobernados, no autogobernados; de ambas maneras podrán así seguir gobernando.  
No señor, vamos a acabar con eso.  A pelear por el 4% para la educación y eso será apenas el comienzo de muchas otras cosas buenas que faltan por venir.

 

Diciembre 28, recién encontré ésto, en los Estados Unidos, pero igual que aquí:

No hay comentarios: