domingo, 16 de enero de 2011

Ballenas y Participación Ciudadana


El año pasado varias personas de Las Terrenas acudimos a Santo Domingo para formalmente hacer entrega ante la Embajada de Japón de una petición para que termine la caza global de ballenas, situación que afecta a los cientos de ballenas que vienen a Samaná cada año.  Esta petición comunitaria fue resultado de un movimiento internacional porque la Comisión Ballenera Internacional (CBI) hizo una propuesta para levantar la veda contra la caza de ballenas a principios del 2010.  Esto hubiera implicado, muy seguramente, la extinción de estos mamíferos, los más grandes del reino animal.

Afortunadamente organizaciones como Avaaz.org y otras mobilizaron las inquietudes a nivel mundial y un millón doscientas mil firmas fueron colectadas a nivel mundial pidiendo a la CBI que mantenga la veda.  La lista de firmas fue entregada a la CBI en Australia hace meses y finalmente, la protesta dió resultados ya que durante las reuniones de la CBI en Marruecos se votó mantener la veda.  Una victoria formidable, sin embargo importante lagunas legales permiten a paises como Japón a continuar la caza limitada, por lo que decenas de ballenas samanenses (nacen en nuestra bahía) y otras alededor del mundo seran exterminadas en un momento u otro.

La lucha continua dentro de cada uno de los paises que realizan aún esta caza criminal, la que pone en peligro el precioso y necesario balance natural a nivel mundial.  Los que participamos en el viaje a la capital y aquellos que expresaron apoyo a la veda de una forma u otra debemos sentirnos animados por haber sido parte de esta lucha de protección al reino animal.  Al igual que la protección a las ballenas hay muchas otras luchas para personas con conciencias ambientalistas y para los que piensan que la depredación de las riquezas naturales, o sea, su uso de manera insostenible, es un peligro para toda la humanidad.  Unase a http://www.avaaz.org yendo a su sitio Web o subscríbase al Foro Nacional de Areas Protegidas yendo a http://www.foroap.net.do.
Gandhi, invitado por el Virrey Inglés.

La participación ciudadana es importante en la búsqueda de un mundo más sostenible y balanceado.  Aunque la sociedad dominicana carece aún de los cambios sistémicos necesarios para la protección del medio ambiente y de los derechos ciudadanos no podemos cruzar los brazos.  Históricamente el mundo ha visto como los ciudadanos de la India bajo la dirección de Mahatma Gandhi pusieron de rodillas al imperio más grande del mundo en ese tiempo, logrando que India alcanzara su independencia.  Los ciudadanos de todo el mundo hicieron posible que el apartheid acabara en Sudáfrica y Nelson Mandela se convirtiera en su presidente.  Cientos de miles de ciudadanos protestaron contra las políticas económicas explotadoras logrando cambios significativos en las políticas del Banco Mundial y otros organismos de financiamiento.  Fue ese mismo tipo de participación ciudadana que en el campo local logró que no se construyera una cementera dentro del área de impacto de Los Haitises y que ahora impulsa la lucha para una educación pública digna a través del 4% del PIB y la no autorización de la Barrick Gold en Cotuí.  
Mandela pasó la mayor parte de su vida en la cárcel.

Si la participación ciudadana ha de tener éxito dependerá enormemente del desarrollo de la conciencia cívica y de la disposición de producir una distribución económica más equitativa, al tiempo que se preservan los recursos naturales que permiten una más elevada calidad de vida.  En el caso de Las Terrenas, los terrenenses, nativos o no, deben comenzar a mirar más profundamente las consecuencias de la explotación económica desmedida sin ningún aporte social significativo.  Ciertamente ha habido explotación, pero no la distribución equitativa correspondiente para que la riqueza adquirida esté mejor distribuída.  De hecho, la marginalización social es mayor que en años anteriores; o sea, el crecimiento económico observado por todos no ha resultado en un verdadero desarrollo social y económico para la mayor cantidad de personas posibles.  Todo ese crecimiento no ha producido mejor educación, mejor salud, mejores servicios comunitarios o mayores acceso al progreso económico de las mayorías.  Por lo tanto ha sido un crecimiento unilateral, homogéneo e indecente.  
Los ciudadanos de todas las edades "salvaron" a Los Haitises.

Lo observado en Las Terrenas es uno de los ejemplos del capitalismo explotador condenado, entre otros, por el fenecido Papa Juan Pablo II.  Ya que el sistema político actual ha abandonado a las grandes mayorías debe ser la conciencia y la participación ciudadanas las que ayuden a transformar las cosas.  Lo que sucedió con las ballenas es un ejemplo, lo que sucedió con la cementera fue otro, lo que está sucediendo con el 4% para la educación digna es otro.  Cabe preguntarnos, ¿y en Las Terrenas, en qué consistirá esa lucha?

La lucha social es un trabajo de conciencia.
Empecemos creando conciencia, luego empeñémosnos en la acción.  Prontamente saldrá a la luz una organización comunitaria empeñada en mejorar la calidad de vida en Las Terrenas desde el punto de vista de la acción comunitaria pro-desarrollo.  Hasta ahora nos llamamos Grupo Acción Pro-Desarrollo, una coalición mixta y diversa de comunitarios que incluye a obreros, profesionales, ingenieros, abogados, educadores, arquitectos, políticos y personas interesadas en un mejor futuro para Las Terrenas.  

La transformación es posible y si los lectores desean ser parte de ese nuevo intento de transformación comunitaria les invito a escribirme para ponerles al tanto de esta coalición.  Las Terrenas se merece un mejor presente y un mejor futuro.  ¿Quieres ser parte de la transformación?

No hay comentarios: