lunes, 23 de julio de 2012

Educar Para Liberar



La vida es complicada por lo que las decisiones que tomamos requieren de las mejores ideas y de las mejores ejecuciones.  Para resolver las complejidades en la vida es necesario el mejor conocimiento y la mejor “ingeniería mental,” o sea, las mejores capacidades de elegir y de accionar.  Llegar a ese nivel de capacidad es un ejercicio de toda la vida que empieza en el hogar y se expande en la escuela.

La niñez es el lugar para aprender a responder a las complejidades de la vida y lo que hacemos con nuestros niños y niñas en la casa y en la escuela se cosechará durante toda la vida.  “Enseñar puede cualquiera, educar sólo aquél que sea un evangelio vivo,” dijo José de la Luz y Caballero, lo que sugiere que la educación, en la casa y en la escuela, no es el proceso de depositar cifras, nombres y hechos en el disco duro interno del educando, sino que la mejor educación libera a la persona para convertirse en el mejor ser humano posible, tanto en su visión de la vida como en sus conceptos y en sus acciones.

Una educación tal requiere de maestros calificados en el arte de escuchar, de observar, de compartir y de dirigir.  No es un camino de una vía donde el educando lo recibe todo y el maestro es el centro de lo que ocurre.  El educador integral es, en verdad, un agente de cambio, reconociendo los talentos y capacidades inherentes o creadas en el educando, aportando lo necesario para un desarrollo individual y colectivo al ritmo adecuado.  Las capacidades innatas y creadas en el educador son indispensables para una buena educación, ya que un maestro bien entrenado y con adecuadas experiencias evita improvisaciones y aporta  la mayor solidez académica posible de acuerdo al nivel sicológico y cognitivo del educando.

La mejor educación requiere también de un ambiente conducente al aprendizaje.  Un lugar limpio, ambientalmente sano, que exponga a los educandos a la naturaleza y a la libertad de movimiento, al ejercicio de destrezas físicas para una mejor salud y un mejor desarrollo corporal es lo ideal.  El ambiente es importante porque el mejor ser humano es el que puede vivir en armonía con su medio ambiente y esa aptitud se cultiva en la casa y se expande en la escuela.

El contenido de las clases y la manera en que se imparten es clave para el desarrollo integral y liberador, porque en lugar de depositar conocimientos, tal como se deposita dinero en un banco, la educación liberadora aporta conocimientos auténticos, o sea, vitales para la vida.  Igualmente, la solidez académica se basa no sólo en el contenido sino también en la manera de pensar y de enseñar, por lo que la mejor educación fomenta calidad de pensamiento al igual que calidad de contenido.

Creo que Las TerrenasInternational School (LTIS) es un colegio que promoverá sólidez académica en un ambiente armónicamente integral, con maestros nativos en el idioma inglés altamente calificados, entrenados en los Estados Unidos y comprometidos con el desarrollo de todas las capacidades en los educandos, incluyendo la capacidad para resolver las complejidades en la vida.  Además de liberar las capacidades internas y crear las que el nivel social y sicológico del educando permitan, los/las estudiantes del LTIS aprenderán inglés al nivel nativo, disfrutarán de recreación y deportes dirigidos por maestros alemanes especializados, tendrán acceso a la biblioteca más grande del nordeste y a un laboratorio de computadoras con recursos inigualables.  Igualmente cultivarán el amor por la naturaleza y la búsqueda de respuestas no violentas a las complejidades propias de la vida.

Invito a mis lectores a darle un vistazo al sitio Web http://ltis2.wix.com/ltis donde aprenderán más sobre el colegio, para que puedan invertir ahora en la educación de sus hijos, lo que les ahorrará mayores gastos en el futuro y les será devuelto en mayores beneficios personales y sociales.  Las Terrenas posee ahora una amplia oferta de centros educativos, la más amplia y diversa en todo el nordeste, lo que permite a padres y tutores a escoger tanto para el presente como para el futuro.

No hay comentarios: