sábado, 28 de junio de 2014

El Zorro y la Zorra

(Foto:  La Dra. Mariana Vanderhorst Galván, siendo juramentada como Alcaldesa interina de Las Terrenas).

Las comparaciones  no se hacen esperar.  Por casi diez años el liderazgo político del condenado Alcalde José Alexis Martínez ha sido notable, abarcante y, en ciertos círculos, arrollante.  Empezó con su precandidatura y en la manera que manejó los recursos—financieros y personales—para salir electo dentro de su partido y, eventualmente, en la alcaldía.  Todavía hay líderes dentro de su propio partido que no le perdonan a José Alexis lo que hizo en ese entonces.  Una vez en la silla supo aprovechar las flaquezas políticas locales para entronarse y convertirse en un verdadero autócrata cuyas “leyendas” son conocidas por todos y todas, leyendas que no se limitan a subterfugios financieros, sino que abarcan muchos otros vergonzosos y deleznables.  En la alcaldía no se movía un pelo sin el consentimiento de José Alexis y no se manejaba un centavo dentro de la alcaldía del cual no tuviera conocimiento, directo o indirecto.  Era un zorro de la política y se las sabía todas.  (Foto, el Lic. José Alexis Martínez, durante su juicio en San Francisco de Macorís acusado de y condenado con medida de coerción por desfalco).

Lo que he dicho no es ni embuste, ni chisme, ni insulto, cualquier persona dentro de su partido confesaría a lo mismo aunque quizás no en público.  Hasta cierto punto no se le puede culpar, la gran mayoría de las personas esperan que los políticos en posiciones similares sean zorros.  Un zorro político es la persona que se las sabe todas, que maneja lo que tiene y lo que no tiene para aparentar lo que hace y lo que no hace; maneja influencias, contrala recursos, da y quita y, más que nada, maneja su imagen.  Como miembro de un partido que posee la más amplia y poderosa maquinaria de hacer imágenes, el alcalde local no estaba exento y desde la santa madrecita del club de madres hasta el poderoso inversionista francés, todos sabían que a ese zorro había que tratarlo bien y era quien estaba en poder.  

Hasta que llegó la zorra.  José Alexis no hubiera sido elegido sin los votos que trajo a la alianza la Dra. Mariana Vanderhorst porque el PLD local sufrió la misma suerte que todas las candidaturas del PLD en la provincia:  perdieron todas.  Es posible que la provincia de Samaná fuese la única provincia donde el PLD perdió apabullada y vergonzosamente.  Las Terrenas no fue diferente, pero Mariana participó aliada al PLD y le dió la victoria con menos de 300 votos.  De todos es sabido que desde el momento de las elecciones surgieron notables diferencias entre el Alcalde y la vice alcaldesa.  Por casi dos años hemos sido audiencia a un teatro fabuloso, con escenas crujientes, dramáticas y hasta chistosas.  Simplemente el zorro no quería dar ni parte ni disfrute de la victoria a la vice alcaldesa por el consabido temor de que la zorra podría comerse vivo al zorro.  

Ahora, una vez enviado a prisión domiciliaria por corrupción e indelicadezas administrativas, al alcalde no le valieron ni argumentos en corte ni fuera de ella, ni siquiera el abogado enviado directamente por el partido y/o Leonel Fernández.  Dicen las malas lenguas (y hasta algunas buenas) que la condena fue resultado de artifugios políticos y financieros de la vice alcaldesa, desde el reporte de la Cámara de Cuentas hasta la tercera de las afirmaciones a la condena en contra del alcalde.  

Si lo anterior fuera cierto aunque fuera en un diez por ciento, serían entonces demostraciones de que la zorra se comió al zorro y que en menos de dos años no le valió al alcalde ni sus propios manejos ni sus propios artifugios para liberarse de la condena.  Los que practican la política ganarían mucho prestando cuidadosa atención a lo acontecido en Las Terrenas, un resultado sin precedentes a nivel nacional porque si es cierto lo que dicen las malas lenguas resulta que el alcalde fue mandado a prisión domiciliaria por la misma alcaldesa que le dió la victoria en las pasadas elecciones.  

A menos que el problema sea mucho más profundo que eso y yo lo creo así.  Yo creo que fuerzas poderosas dentro del mismo PLD, fuerzas que hace tiempo se dieron cuenta de que el alcalde no era la mejor alternativa para Las Terrenas y para lo que representan, pero que se ven forzados a “mantener las apariencias”, esas fuerzas le dieron el palo al zorro y prefirieron el riesgo de la zorra.  Todo el mundo sabe en este pueblo que la zorra por sí sola no podrá ganar las elecciones del 2016 en las cuales yo pienso y espero que ella participe como candidata.  Va a ser el mayor desafío de su vida política y falta por verse si lo puede lograr.  

Quizás hay razones para formar una nueva alianza.  El zorro no tiene futuro político y sus problemas legales están muy lejos de acabarse.  Los que siguen soñando con un “vuelve y vuelve” parecen haberse olvidado que esa expresión nunca le perteneció al PLD sino al PRSC y que al PLD la que sí le pertenece es “e´pa fuera que va!!”.

No hay comentarios: