miércoles, 18 de marzo de 2015

Observaciones Sobre la Audiencia de la SIE

Las Terrenas se aboca al final de un camino y al comienzo de otro una vez
el sistema eléctrico se conecte a las redes nacionales.  (Pit photos)

Observaciones Sobre la Audiencia Pública de la Superintendencia de Electricidad

El lunes 30 de marzo del corriente la Superintendencia de Electricidad (SIE) celebrará audiencia pública relacionada al servicio eléctrico y sus costos.  La reunión tendrá lugar en el multiuso a partir de las 9 am. 
En más de 20 años de servicio eléctrico privado los pobladores de Las Terrenas nunca han participado en una audiencia para fijar tarifas eléctricas porque la empresa distribuidora lo ha hecho independientemente.  La distribuidora Luz y Fuerza no era parte del sistema regulado hasta que el Presidente Leonel Fernández a través de la Comisión Nacional de Energía le otorgó la concesión en el 2012 y aunque entraba al sistema “regulado” la empresa mantuvo aún independencia de acción en todos los aspectos del servicio.  A pesar de marchas, protestas, visitas a la SIE las autoridades gubernamentales nunca intervinieron para regular, controlar o asegurarse de que el consumidor recibiera los beneficios de un sistema justo.  Pagamos la luz más cara del país y sufrimos los peores abusos por causa de esa negligencia.
Los peores problemas empezaron cuando la Comisión Nacional
de Energía bajo el Presidente Leonel Fernández le otorga la
concesión definitiva de distribución a Luz y Fuerza, a pesar de
todas las protestas de la comunidad y la documentación de los
abusos constantes de la empresa.
Hay otro factor.  Luz y Fuerza es una simple distribuidora y compra su energía principalmente de la Generadora de Samaná.  Sucede que a pesar de que la ley lo prohíbe, los dueños reales de la Generadora son los mismos dueños de la Distribuidora, creando una situación de monopolio penada por la ley, facilitando que el Ing. Orsini Bosch cobrara lo que quisiera por la energía vendida a Luz y Fuerza mientras que, a su vez, la distribuidora vendía al público como quería.  De hecho, han tenido cerca de 30 tarifas diferentes, siempre ajustadas a las conveniencias de sus dueños.
La huelga de noviembre pasado fue un trauma social, pero provocó la intervención del gobierno en una forma que ni marchas, ni protestas, ni cartas, ni caminata a la capital pudieron lograr.  Es lamentable, pero sólo la violencia y las muertes y el peligro a la economía logró que el gobierno finalmente interviniera.  Es el mensaje equivocado porque dice que no importa que uno se organice, ni que promueva medios negociados y pacíficos, porque parece que sólo la crueldad de la violencia motiva al Gobierno Dominicano.  Es una vergüenza.
Al fin de cuentas, la SIE vino y comenzó a actuar, tarde, limitadamente pero algo hizo y una de esas determinaciones es que bajo el mandato del Presidente Medina decidieron alterar la situación actual y usar a EDENORTE para que traiga hasta Las Terrenas energía del sistema eléctrico nacional.  Las redes que vienen desde Sánchez hasta Las Terrenas son instaladas por la empresa distribuidora EDENORTE por mandato del Presidente de la República.  EDENORTE no tiene concesión en Las Terrenas, sólo Luz y Fuerza tiene una (maldita) concesión, pero ahora bajo una fórmula no totalmente conocida y mediante negociaciones desconocidas entre actores no totalmente conocidos se ha logrado cierto “arreglo” entre las partes. ES IMPORTANTE ENTENDER que la audiencia NO ES PARA ESTABLECER LA TARIFA, sino para cumplir un mandato de ley que incluye las partes administrativas y técnicas, informar sobre el "peaje" y cómo se determinó y recibir las observaciones y recomendaciones de los participantes.  Van a estar presente Edenorte, Luz y Fuerza y las organizaciones representativas.  Cabe destacar que a esta altura del proceso, el cumplimiento de los procesos de ley y las correspondientes análisis técnicos son indispensables para obtener el mejor resultado posible, o sea, la mejor tarifa posible.  Un hecho sí está claro, al conectar a Las Terrenas a las redes nacionales la tarifa estará amparado por el sistema SENI y la tarifa la fijará la SIE, no Luz y Fuerza, lo cual también abre las puertas al subsidio nacional e, igualmente importante, a los beneficios de Bonoluz para audiencias que califiquen.
Edenorte llega en las mejores de las condiciones.  Muchos en la
comunidad lo ven como la solución, pero es complejo el caso.
Entonces energía de las redes nacionales va a ser distribuída por Luz y Fuerza, obviando en parte a la Generadora de Samaná.  La Generadora de Samaná tendrá que competir con suplidores nacionales.  Pero la capacidad siendo instalada no cubre las necesidades pico de Las Terrenas, por eso nos imaginamos que la Generadora suplirá la deficiencia o suplirá a las redes bajo un acuerdo del cual no conocemos nada.  Sí sabemos que una nueva planta de gas natural ha sido instalada y que camiones y camiones de gas natural llegan a Las Terrenas.  Uno puedo especular muchas cosas pero es obvio que ni Luz y Fuerza ni la SIE ni EDENORTE ni el gobierno central están hablando sobre el asunto.  Cuando no hay total transparencia el pueblo sufre.
Por eso es que la audiencia crea ciertas expectativas y estamos en proceso de exigir mayor claridad para evitar malosentendidos.  En ese proceso debemos tomar especialmente en cuenta a ciertos factores.
Primero, el título de la audiencia pública es “Determinación Valor Agregado de Distribución para Tarifas Suministro Energía Eléctrica a Clientes Regulados Servidos por la Concesionaria del Servicio Público de Distribución Compañía de Luz y Fuerza de Las Terrenas.”  En pocas palabras, se espera que la audiencia conozca cómo se determinó el precio del kilo en base al VAD o, en buen dominicano, el costo de la tarifa nacional más el peaje que se le cobrará al consumidor para cubrir los costos de distribución Luz y Fuerza.  El público podrá someter ideas, objeciones o documentaciones.  Por regla general el valor que las empresas distribuidoras cobran por efectuar el servicio de distribución de electricidad se conoce como el Valor Agregado de Distribución o VAD.  Aunque desconozco todas las tecnicidades, es posible que este VAD incluye el costo de la energía suplida (en este caso tanto las que traen las nuevas líneas como las que posiblemente se le compre a la Generadora de Samaná), el costo de distribución en las redes establecidas que pertenecen a Luz y Fuerza, el costo de las pérdidas y el costo de manutención del sistema, entre otros factores.  Existen porcentajes pre-establecidos para el mercado nacional.
Los actores políticos y gubernamentales saben cuál es la
situación definitiva al problema de un servicio injusto y abusivo,
pero han rehusado hacer lo que hay que hacer.  El pueblo paga
las consecuencias.

Segundo, la audiencia pública es una oportunidad para que cualquier consumidor o persona interesada aporte a la discusión sobre la determinación del precio final.  Eso incluye a Edenorte, a Luz y Fuerza y a las organizaciones comunitarias.  La audiencia dependerá de los resultados del consultor contratado para obtener los costos de distribución.  Durante la reunión en el multiuso de diciembre pasado se mencionó un costo final entre 12 y 13 pesos el kilo, mientras que al continuar el descenso en el costo del petróleo se habló hasta de un descenso mayor.  Además, si la generación para cubrir el déficit en las redes nacionales (provocada por la limitada capacidad de las redes Sánchez-Las Terrenas) proviene del gas natural debería ser aún más económica y más estable.  El gas natural tiene el mayor índice de estabilidad cuando se le compara al LP (gas licuado de petróleo) y a los derivados del petróleo comúnmente utilizados por La Generadora de Samaná.
Tercero, la audiencia debe ir preparada para aportar al tema de los términos del peaje y esos términos los fijan condiciones que muchos en la audiencia desconocen o no están en capacidad de discutir técnicamente.  Estaremos a la merced de los que más saben.  En ese sentido el gobierno es el que más sabe, a través de la SIE, pero muchos ya no le tienen confianza a la SIE y como no sabemos cuáles arreglos “internos” se han hecho irán a la audiencia lamentablemente enceguecidos por nuestra ignorancia.  Esta audiencia contendrá el desafío de crear confianza por parte de la SIE como de transmitir informaciones técnicas y administrativas de forma que el público en general las entienda, no solamente los técnicos.
Cuarto, entendemos que la SIE ha hecho los estudios de costos a Luz y Fuerza, pero yo soy de los que no tengo confianza alguna a los numeritos del Ing. Orsini Bosch.  Hay que ser crítico acerca de los costos presentados por el consultor basados en informes provistos por el Ing. Orsini.  Una persona que tiene 22 años abusando y caprichosamente haciendo lo que le viene en gana no es verdad que va a dejar de hacer lo mismo porque la SIE quiera regularlo.  De hecho, después de la huelga y con la presencia de “reguladores”  e “interventores” de la SIE dentro de sus mismas oficinas el Ing. Orsini Bosch no sólo ha hecho lo que le ha venido en gana sino que lo ha hecho peor, porque ha violado acuerdos hechos con la SIE a raíz de la huelga.  De él y de sus empresas no se puede esperar nada bueno, además que con los bajones de petróleo y con las tarifas elevadas como siguen ha cubierto las pérdidas ocasionadas por la huelga y muy posiblemente ha acumulado millones para cualquier “necesidad.”
Quinto, el pueblo debe argumentar el costo por kilo prometido (12-13 pesos) menos la reducción de costo causado por las bajas en los combustibles desde principios de diciembre hasta el presente.  Mi convicción personas es que, además, el pueblo debe argumentar un “ajuste de justicia” que sea cobrado a la empresa mediante un por ciento de la facturación mensual, para mitigar los sobrecargos, injusticias, abusos y violaciones a la ley que la empresa distribuidora ha mantenido y sigue manteniendo.  Yo sugiero que sea un diezmo del costo de distribución por kilo, o sea, del peaje.  Además, la empresa debe devolver A CADA USUARIO los costos ilegales que ha realizado como los 330 pesos, el 5% de la factura de octubre y sobrecargos por todo lo relacionado a la huelga hasta diciembre 31 del 2014.  La mejor forma de que empecemos bien es el desmonte del régimen de ilegalidad y abusos mantenido por el Ing. Orsino Bosch y sus empresas.
Aunque "intervenidos" por la SIE, Luz y Fuerza continúa con
su régimen de abusos y mentiras.

Sexto, debemos cuidarnos de pensar que a partir de estos nuevos arreglos los problemas eléctricos serán resueltos, principalmente el costo.  No hay seguridad de nada porque el problema eléctrico es de naturaleza nacional.  Si no acaban con los abusos de las grandes generadoras y de las grandes distribuidoras (EDENORTE siendo una de ellas) no habrá solución definitiva.  Si eliminan el subsidio al sistema nacional la tarifa subirá y eso nos incluirá a nosotros.  Evitemos utopias infundadas.
Séptimo, el tema de la concesión es vital.  ¿Por qué tenemos que pagar doble o más en Las Terrenas mientras que Samaná y Sánchez tienen luz más barata?  Porque aquí hay una concesión.  El mejor remedio a mediano y largo plazo es eliminar la concesión a la distribuidora para estar al mismo nivel de Sánchez y Samaná.  ¿Quién ha dicho que debemos vivir bajo la esclavitud de un peaje que favorece a una empresa que está muy lejos de ser justa y solidaria?  La eliminación de la concesión será, muy posiblemente, el próximo nivel de la lucha y ahí es que se va a poner la cosa “fea pa´la foto” a menos que el gobierno haga lo que debió haber hecho hace tiempo.  Luz y Fuerza no sólo ha violado el espíritu de la concesión, sino también muchas de las “formas” que la sostienen y la SIE y la Comisión Nacional de Energía y el gobierno central se han hecho de la vista gorda.  El mayor desafío para el Ing. Orsini Bosch y sus empresas es el desmonte de todas sus injusticias, burlas y abusos.
Ninguna comunidad ha realizado tantas acciones legales y
pacíficas para solucionar un problema como lo ha hecho Las
Terrenas.  Pero eso terminó en noviembre pasado.  El
gobierno intervenido sólo con daños materiales y muertes.
Es una verguenza.

Octavo, parece ser que a partir del 2017 Las Terrenas estaría conectada a una red nacional con capacidad suficiente para satisfacer las demandas locales, eso quiere decir que Luz y Fuerza no podría sostenerse porque no podrá competir con la red nacional para los grandes usuarios, quienes tendrán la facilidad de comprar directamente a los suplidores de la red nacional si consumen 1000 KW o más.  Los remanentes, el usuario común, no podrán mantener a la empresa tal como la conocemos hoy en día.  Sin embargo, la Generadora de Samaná podría convertirse en uno de los suplidores a esa red nacional, sobre todo si genera en base a gas natural.  Ese es bueno y es malo.  Es malo principalmente porque la planta permanecería en el medio del pueblo violando todas las normas medioambientales vigentes, lo cual es un problema que el gobierno no ha querido afrontar.  Si la Generadora permanece otro frente de lucha sería quitarla del medio del pueblo, algo que fuera ya realidad si los ministerios correspondientes hubieran hecho su trabajo.
Noveno, para EDENORTE será un desafío estar en el mercado en la forma que sea, pero para Las Terrenas podría ser un beneficio marginal si es que la empresa decide convertirse en socio en el desarrollo social de la comunidad, invirtiendo y haciéndolo de manera justa y transparente.  Hay muchas necesidades en la comunidad y un socio de esa magnitud es importante, sobre todo si desarrolla los valores de solidaridad y servicio.  Los líderes comunitarios deben hacer lo posible por encaminar a la empresa en esa dirección antes de que los lobos y lobas de la política lo hagan.
Los extranjeros participaron cautelosamente en la marcha pero
los grandes consumidores han brillado por su ausencia.
Al sector turístico le ha faltado la sabiduría para balancear lo
económico con lo social dentro del contexto terrenero.
Los líderes comunitarios esperan que eso cambie y
pronto.  (Pit photos)

Finalmente, entramos en un año difícil pero de gran potencial.  Entramos en el año eleccionario y, lamentablemente, todos los precandidatos notables estuvieron nulos durante esta lucha por una luz justa, particularmente la Alcaldesa interina y los actuales regidores, pero también cada uno de los precandidatos hartamente conocidos.  Los grandes actores económicos, llámense los grandes consumidores eléctricos, los que tienen que ver con las grandes empresas turísticas que consumen la mitad de la distribución eléctrica estuvieron prácticamente ausentes en la lucha y ahora les llega el desafío de hacerlo diferente.  Nadie les pide que actúen de manera que afecten a sus empresas, pero deben encontrar la forma de actuar concomitantemente con los mejores intereses de la mayoría de la población.  Igual se debe observar sobre los residentes extranjeros radicados en Las Terrenas.  Lograr una visión justa y común no sólo es un gran desafío sino también una prueba de la capacidad potencial de esta comunidad para resolver uno de sus problemas principales.
En toda la historia de Las Terrenas ninguna empresa, persona o personas ha acumulado tanta mala voluntad en su contra
como el Ing. Orsini Bosch y sus empresas. (Pit photos)


No hay comentarios: