miércoles, 15 de febrero de 2017

Apagar el Vertedero

Nadie ni nada apagará permanentemente el vertedero.  Lamentable pero cierto.
El vertedero no se puede apagar. Nunca. Sin importan las palabras, la retórica, las marchas y las protestas, el vertedero se seguirá quemando. Aunque por la superficie se vea calmado por dentro está rugiendo. Ahora está tranquilo y sin humo. Espera una semana, quizás dos.

Por causa de las inundaciones y desechos verdes acumulados entre noviembre y enero se produjo una cantidad extrema de desechos vegetales y una gran cantidad de ellos fueron sepultados en el vertedero. En menos de tres meses todos esos palos, ramas y hojas se descompondrá de manera natural y producirán, entre otras cosas, metano. Desechos vegetales son mayoría en sitios como Las Terrenas porque vivimos en medio de la naturaleza y eso es bueno, no malo, pero cuando no se maneja crea muchos problemas.

Metano, Butano, propano, etano, pentano y hexano son gases combustibles producidos por la mezcla de carbono con hidrógeno. Todos son parte del gas natural y son utilizados comercialmente. Por ejemplo, el butano se usa en los encendores de cigarrillos y se mezcla con la gasolina para incrementar su octanage o capacidad de compustión. El propano es el que se envasa para cocinar. El metano es más notable en los vertederos donde combustiona por sí solo, creando incendios. Pero podría envasarse y venderse para consumo humano. El humo tóxico no lo produce el metano solo, el humo ocurre principalmente por la quema de otros materiales como los plásticos.
Así amanece en Las Terrenas con una nube tóxica
cuando el vertedero se quema.

Los plásticos son hechos a base de petróleo y cuando se queman producen dioxinas y muchas otras sustancias carcinógenas. El cáncer que proviene de esas sustancias puede ser en los pulmones, en la piel, en los ojos y en otras partes del cuerpo. Cuando se une metano a la quema de plásticos se crea un desastre medioambiental.

Si le añadimos otros químicos y sustancias (porque en el vertedero llega todo, como las gomas de vehículos) entonces creamos una situación peligrosamente letal para el feto, para los infantes, para los ancianos, para los que tienen enfermedades respiratorias y para el ser humano en general. Estimo que en los próximos diez años comenzaremos a ver muchos casos de cáncer en Las Terrenas por causa del humo tóxico que ha estado presente en el ambiente desde la creación del vertedero. La combustión es más frecuente por el aumento en los niveles de basura y, como resultado, la cantidad de humo tóxico también ha aumentado.

El metano arde por sí solo, pero en el vertedero de Las Terrenas los buzos queman la basura para reducir la cantidad de basura y poder capturar los productos que ellos negocian. Esa quema es una actividad criminal que no debe ser permitida y debe ser penalizada. Yo he visto a buzos quemando la basura y todo el mundo aquí sabe que los buzos queman la basura; o sea, no es sólo la combustión natural, está también la combustión criminal. Al mismo tiempo los buzos trabajan y se buscan la vida porque el municipio nunca han implementado un programa de reciclado. Ellos hacen un trabajo que la alcaldía no ha hecho y que debería hacer. Si la alcaldía hiciera bien su trabajo no habrían buzos.

El vertedero no se puede apagar. Nunca. Pero se puede transformar. La respuesta a la situación del vertedero es múltiple y requiere un procedimiento técnico fundamentado en una gestión administrativa de ley por parte de la alcaldía. O sea, la respuesta es una gestión efectiva que conlleva una respuesta técnica, no solamente parchos. Parchos son indispensables bajo condiciones de emergencia y para mitigar el impacto de la combustión (como echar caliche), pero hasta el momento presente ninguna alcaldía ha hecho el trabajo que amerita la situación, tal como aparece a continuación:
  1. Prohibir, penalizar y monitorear la quema voluntaria en el vertedero.
  2. Reducir a la mitad la cantidad de sólidos que llega al vertedero (compostando todo lo orgánico)
  3. Reciclar todo lo reciclaje, porque el plástico o material reusable que no se recicla termina siendo quemado por buzos o por la combustión natural del metano y, en consecuencia, produciendo químicos y tóxicos que son carcinógenos.
  4. Comenzar a extraer TODO lo que hay en el vertedero y procesarlo para separar lo reciclable, compostar lo abonable y manejar lo que quede. Esto es un proceso largo, tendido y costoso. Una manera de hacerlo es comenzar a producir electricidad con el proceso de selección y eliminación de todo lo que pueda ser quemado para producir energía, con los necesarios filtros de aire, claro está.
  5. Otra opción sería sellar el vertedero actual de manera técnicamente apropriada, capturar los gases que se producen ya sea para que se quemen solos o para comercializarlos, o utilizarlos para la producción de energía eléctrica.
La respuesta al vertedero no es mudar el vertedero, duplicando el problema y creando un nuevo problema para las generaciones futuras. Lo que hay que hacer es manejar los desechos sólidos de manera sostenible y técnicamente adecuadas para que el proceso sea viable.

Tendremos vertedero para largo. La respuesta tampoco es un vertedero provincial. Eso es multiplicar el problema en cantidades astronómicas y de manera muy costosa. Los únicos que salen ganando con eso son los políticos y sus beneficiarios, además que permite que el productor de basura (cada uno de nosotros) no asuma la responsabilidad que debe tener de producir menos basura, de reciclar, de compostar y de vivir de tal manera que produzca un menor impacto ambiental (reducir su huella de carbono sobre la tierra).  Ver http://terrenero.blogspot.com/2016/10/carta-abierta-al-ministro-de-turismo-1.html?q=vertedero+el+samana y también http://terrenero.blogspot.com/2015/02/macro-vertedero-en-samana.html?q=vertedero+provincial.  

Hay un costo a lo que se hizo en el pasado y a lo que se pueda hacer en el futuro. Ese costo lo debemos pagar nosotros. El gobierno central ha prometido ayuda pero su respuesta no es la mejor por lo que mencioné antes. No queremos otro desague sanitario defectuoso en nuestro medio en la forma de un gigantesco vertedero provincial echando veneno y tóxicos en toda la provincia.

Ver también http://terrenero.blogspot.com/2017/02/vertedero-y-otras-ineptitudes.html

No hay comentarios: