martes, 11 de julio de 2006

EDITORIALES--Terra F.M., Las Terrenas

Los siguientes cortos son opiniones editoriales leídas durante la emisión meridiana del Noticiero Terra F.M. en Las Terrenas.


Obstáculos
Los que nos gusta observar la naturaleza hemos visto muchas cosas en cuanto a la conducta de los animales. Imáginense for un momento cuando una yegua está en fuga y la comienzan a rodear los caballos. Los caballos prácticamente se vuelven locos, saltando, dando vueltas, persiguiendo a la yegua.

Esta tarde pude ver a una yegua en fuga. A su lado estaba el caballo, prendido en candela, saltando, meneándose, prendio como leña en fuego. Pero en el caso de estos dos animales había algo muy especial, porque la yegua estaba en un lado y el caballo en otro y entre ambos había una cerca de malla ciclónica. Es decir, estos dos animales querían estar cerca, querían hacer algo que su naturaleza los empujaba a hacer, hubieran hecho lo posible por estar juntos, pero entre ellos estaba esa cerca inmovible, firme, inmisericorde, injusta, fría, dura.

Amigos y amigas que me escuchan, estos dos animales que quieren estar juntos pero permanencen separados por la cerca es una buena imagen de los seres humanos que desean llegar a muy buen sitio, que desean lo mejor para sus vidas, que quieren el placer de una buena casa, de un buen pedazo de tierra, de poder comer bien, de poder disfrutar de la vida y de poder tener satisfacción con sus acciones. Pero para algunos seres humanos existe una cerca inmovible, fría, incompasiva que los separa de sus sueños.

Piense por un momento, ¿cuáles son sus sueños y qué lo separa a usted de sus sueños?

Muchas veces la cerca que nos separa de nuestros sueños la hemos construído nosotros mismos, por haber dejado de estudiar, por ser simplemente vagos y por no hacer lo mejor que pudimos haber hecho por nuestra preparación, educación y formación.

Otras veces la cerca que nos separa ha sido creada por otros, por personas o por instituciones que nos hacen la vida imposible, menos grata, menos deseable, que entorpecen nuestro progreso, nuestro bienestar y nuestro futuro.

Casi siempre el obstáculo para nuestros sueños es una mezcla de cosas: poca educación, poco acceso a los recursos adecuados, posibilidades limitadas, pobreza, no saber leer ni escribir, que pertenezcamos al partido político que no está en el poder, no ser de la familia correcta o tener el apellido correcto, etc. etc.

En una comunidad como la nuestra hay muchos de nosotros que estamos muy cerca de nuestros sueños, pero hay otros que están muy lejos de sus sueños. Usted, amigo y amiga oyente, puede reflexionar en cuanto a las cosas que le impiden llegar a sus sueños. Qué bueno sería tener una varita mágica para hacer desaparecer ese muro que está en el medio obstaculizando el camino hacia nuestros sueños. Pero eso de la varita mágica existe sólo en los cuentos de hadas. En la realidad hay una cosa por sobre todas las cosas que tiene que ver con remover los obstáculos en nuestro camino, y esa es nuestra propia voluntad, esa capacidad que tenemos todos de tomar decisiones y de tomar pasos para mejorar nuestras vidas.

Leer
La sicóloga chilena Mónica Larraín senala que el 60% del aprendizaje es fuera del colegio, mayoritariamente en el hogar. Ella dice que "para conseguir que los niños desarrollen su inteligencia en forma adecuada, la familia debiera ser orientada al aprendizaje. Es decir, que la lectura sea un valor importante, que se ofrezcan oportunidades de hobbies constructivos, de proporcionar una conversación interesante en la mesa." Afirma además que a los padres debe interesarles el aprendizaje y transmitir el valor de la lectura como medio de aprendizaje y de entretención "no es tarea fácil en el mundo actual, lleno de video juegos y televisores."

Para ella una forma es predicar con el ejemplo. "Leer frente a los hijos y exigir respeto por nuestro tiempo de lectura, limitando las interrupciones para acentuar así la importancia del texto leído. Concluye diciendo que estudios efectuados sobre 50 personas consideradas exitosas en USA mostraron un factor común: tenían origen en familias orientadas al aprendizaje. (Fuente: http://www.familia.cl/Framearea.asp?p=c&c=223).

Todos sabemos que el habito de la lectura es un gran estímulo a la creatividad, imaginación, inteligencia y a la capacidad verbal y de concentración de los niños. Todos sabemos que los libros deberían estar presentes en el día a día de los niños, del mismo modo que sus juguetes. Todos sabemos que los libros nos enriquece a todos y que nos lleva a bucear en aventuras, historias, y en riquísimas informaciones. El libro es una gran ventana a la formación en todos los sentidos. Podríamos estar aquí hablando y hablando acerca de los beneficios del libro para los niños, pero no pararíamos jamás. Lo importante es tener claro que los libros son importantes, pero el acto de leer, si posible todos los días, es lo que llevará a su hijo a este rincón tan exquisito que es la aventura del saber, del conocer y descubrir. Además, si encima los padres y las madres comparten el momento de lectura de un libro con los hijos estarán estableciendo un lazo especial entre ambas partes.

Los beneficios del libro para los niños son incalculables y para toda la vida. Lleva al niño a querer leer, a buscar saber, a adentrarse en el mundo del arte, del dibujo y de la imagen a través de las ilustraciones. Aumenta su habilidad de escuchar, desarrolla su sentido crítico, aumenta la variedad de experiencias, y crea alternativas de diversión y placer para él. De paso, el niño aprende a convertir fácilmente las palabras en ideas, imagina lo que no ha visto y hace con que consiga bucear en la situación emocional del personaje, probando sensaciones como el peligro, el misterio... El niño se divierte o llora a través de los libros. Aparte de esto, el niño aprende valores comunes. El de ser un niño bueno y amigo, por ejemplo, con Peter Pan. El niño desarrolla conciencias conociendo a sí mismo, formando criterios, sin contar que le ayuda a escribir y a relacionarse mejor socialmente.

El pasado domingo, la Fundación Mahatma Gandhi a la que pertenezco, comenzó un programa de verano llamado "Primera Fiesta del Saber 2006, Leer es Crecer." Pensamos que quizás unos 50 niños vendrían pero nos llegaron 150 personas. Cada día, mañana y tarde, nos llegan de 30 a 50 niños, todos participando en las Olimpíadas de Lectura. Hay niños que ya han leído 50 libros. Sabemos que los han leído porque tienen que reportar su lectura y responder cierta preguntas. Hay de todo un poco, niños que leen bien y que tienen 7 años, o niños que apenas saben leer y tienen 12 años. Ha sido una experiencia maravillosa, pero nos hacen falta muchos voluntarios adultos, personas que quieran ayudarnos a ayudar a los niños a que lean más para que puedan tener un mejor futuro.

El lunes 10 de Julio comenzamos los campamentos y talleros de verano. Ya hay 100 personas inscritas, entre niños, jóvenes y adultos. Con excepción de los talleres de inglés, todas estas actividades son gratuitas, pero nos hacen falta fondos y nos hacen falta adultos voluntarios. Además de los talleres de la Fundación Mahatma Gandhi, hay también muchos talleres de aprendizajes en las escuelas en preparación para las pruebas nacionales. El Taller Tapani también ofrece talleres de verano para niños y, estoy seguro, que prácticamente cada escuela tiene algún tipo de proyecto para ayudar a los niños y jóvenes a que echen pa'lante.

Padres y madres, tomen un momento para pensar acerca del futuro de sus hijos e hijas y para decidir qué pueden hacer ustedes para ayudarlos a que lean mejor, a que aprendan a socializar mejor, sin violencia y sin pleitos. Porque esa es la única manera de que aquí, en Las Terrenas, podamos logran un futuro mejor. Sin educación no hay futuro.
Viva la educación, viva el futuro y vivan los padres que ayudan a sus hijos e hijas a educarse mejor.

Monumentos
En toda la historia humana se han construído grandes monumentos. Por ejemplo, casi todos hemos oído de las 7 Maravillas del Mundo. Según algunas fuentes ellas son:
● Las pirámides de Giza en Egipto, construídas hace más de 4,600 años. Se construyó para albergar a los faraones muertos.
● La Gran Muralla China, su construcción empezó hace 2,500 años pero no fue hasta hace unos 400 años atrás cuando se terminó. Abarca más de 6,400 kilómetros; o sea, si de ida y vuelta a la capital hay 500 kilómetros, hay que ir y volver a la capital 13 veces para andar la muralla de punta a punta. Es, en realidad, la mayor obra de construcción en el mundo. Se construyó para defender a China de los ataques de los invasores del norte.
● La tercera maravilla es el Taj Mahal, en la India, ese edificio hermosísimo de mármol blanco, construído por el emperador Shah Majal en el siglo 17. Se tardó 22 años en construirse y trabajaron en él 22 mil personas. Se construyó como tumba para la emperatriz que murió muy joven y lleno de dolor el emperador quiso que esa fuera su útima morada.
● Muchos dicen que El Gran Cañon, en los Estados Unidos, es una de las grandes maravillas. Mide hasta 29 kilometros de ancho y 1600 metros de profundidad, con una topografía incomparable.
● Muchos de los que me escuchan han visto una cascada, aquí tenemos cerca la cascada de El Limón, que mide de ancho al comenzar la caída unos 10 metros. Imagínense una cáscada que mida no 10 metros sino 3000 metros de ancho, echando agua todo el tiempo, esas son las Cataratas de Iguazú, entre las fronteras de Argentina y Brazil.
Otros grandes monumentos son las ruinas incas de Macchu Picchu en el Perú, y la montaña más alta del mundo, el Everest, en Nepal, Asia central.
Muchas veces, cuando se recuerda a un pais o ciudad se hace por causa de un monumento. Por ejemplo, to torre Eiffel en Paris, Francia; la estatua de la libertad en Nueva York; el obelisco a Washington en la capital de los Estados Unidos; o las torres gemelas de Nueva York, destruídas hace 4 años. Aquí en Santo Domingo tenemos varios monumentos, como los obeliscos en el malecón, la estatua de Fray Antón de Montesinos, la tumba de los Padres de la Patria en el Parque Independencia, la Catedral Primada de América, el Monumento de Santiago, el Pico Duarte, el más alto en el caribe. Etc.
Estos monumentos dan orgullo a sus gentes, ya sean en las ciudades donde están o los paises donde están y se convierten en símbolos de identidad, de orgullo patrio, de cultura y de promoción turística.
Damas y Caballeros, piense por un momento, cuando Ud. piensa en su pueblo, ¿qué monumento lo identifica? Aquí en Las Terrenas, ¿en qué monumento piensa Ud.? Si ud. quiere pintar una imagen de nuestro pueblo a las gentes, ¿qué usaría? Aquí en Las Terrenas actualmente no tenemos absolutamente nada. Cierto, tenemos nuestras hermosísimas playas; o sea, en aquellos días cuando Caño Seco no las llena de basura, de mierda o de plásticos. Pero además de las playas no hay na'.
Aquí nos hace falta un monumento exquisito, elegante atractivo, representativo. Quizas un faro, o una glorieta, o un pequeño muelle turístico romántico y para pequeños botes, o un parque municipal, o una gran entrada representativa al llegar al pueblo por la montaña, o pequeños puentes pintorescos aquí o allá. Imagínese un paseo o calzada turístico que comienze en el cementerio y suba por la Calle Duarte, que sea un corredor para poder caminar bien, sin tropezar, sin caerse en hoyos, sin darse golpes en la cabeza con todas las cosas que gindan de los ventorrillos y, sobretodo, sin basura. O quizás un entablado de calzada que recorra todo el frente de la playa, desde Casa Blanca hasta la Policía.
Imagínense pequeños lugares por todas partes, nítidos, coloridos, románticos, con flores, plantas y bancos, donde los turistas, dominicanos y extranjeros, la principal fuente de ingreso de este pueblo, se puedan tomar fotos y mandárselas a sus amigos y familiares en todo el mundo como representación de nuestro pueblo. Aquí los turistas toman fotos de las basuras en las calles, de las carnicerías sucias y sangrientas echando cadáveres y sangre en calzadas y cunetas; y también a los motoconchos llevando 4 personas montadas. ¿Son esos los monumentos que queremos que nos representen?
Necesitamos monumentos!! Las viejas autoridades no les queda mucho por hacer, pero Ud. Señor síndico electo, Lic. José Alexis Martínez, debe hacer algo que traiga orgullo monumental a este pueblo. Vamos a trabajar para que Las Terrenas completa se convierta en un monumento para orgullo, satisfacción, placer y disfrute de todos nosotros y de nuestros visitantes. Un monumento para Las Terrenas!!!

Decisiones
A todos nosotros nos llega un momento cuando tenemos que tomar decisiones importantes. Hoy día quiero presentarles una oportunidad para tomar una decisión. Piénselo bién, piénselo bién.
Imagínese que está conduciendo su vehículo por la noche, en medio de una tormenta terrible. Pasa por una parada de guagua donde se encuentran tres personas esperando:
1. Una anciana que parece a punto de morir.
2. Un viejo amigo que te salvó la vida una vez.
3. El persona perfecta, con la que siempre has soñado compartir tu vida.
¿A cuál llevarías en tu automóvil, sabiendo que sólo tienes espacio para un pasajero? (REPETIRLO)
PIENSA LA RESPUESTA ANTES DE SEGUIR LEYENDO.
ALTERNATIVA. Podrías llevar a la anciana, porque va a morir y por lo tanto deberías salvarla primero; o podrías llevar al amigo, ya que te salvó la vida una vez y estas en deuda con él. Sin embargo, tal vez nunca vuelvas a encontrar a la persona perfecta de tus sueños.
¿Qué haría Ud? Aha, aha, aha. Bueno, al final les voy a dar una buena alternativa.
Lo que hemos hecho hoy es compartir un dilema. Un dilema es una situación que parece simple a primera vista, pero que trae consigo ciertas complicaciones. Los que siempre están relajando van a dar una respuesta inmediata y jocosa. Los que piensan un poquito mejor las cosas verán que hay ciertas inquietudes. Esa inquietud se presenta cuando se trata de un dilema moral o ético. Lo moral y lo ético tiene que ver con nuestra conducta, o sea, hacer el bien o hacer el mal. En la situación presentada por este dilema sabemos que la decisión que tomemos puede estar mal o puede estar bien, nos hará sentir bien o mal.
Para llegar a una situación sabia hay que saber muchas cosas más, hay que enriquecer nuestra mente con nuevas ideas, con formas diferentes de ver las cosas. Eso lo podemos lograr leyendo buenos libros, escuchando buenas cosas, compartiendo con personas sabias y meditando sobre lo que es mejor en la vida.
¿Qué hacer con un dilema tal? UNA BUENA ALTERNATIVA: Déle las llaves del automóvil a su amigo para que lleve a la anciana al hospital y quédese esperando la guagua con la persona de sus sueños.
Amigos y amigas, al vivir en comunidad se nos presentarán muchas oportunidades para tomar decisiones. Yo deseo que los líderes del pueblo, actuales y por venir, y que cada uno de nosotros aprenda a tomar decisiones sabias y buenas, porque Las Terrenas se merece lo mejor que podamos darle.

Veleta, Ancla o Amiba
La constante más obvia en la vida es el cambio. En el transcurso de la vida cada ser humano elimina aproximadamente 100 libras de piel. Esto se debe a que la piel se regenera parcialmente cada 24 horas y cada 28 días se cambia totalmente la piel sobre nuestro cuerpo. Por causa de este cambio en la piel ¡nunca tenemos la misma cubierta!

Nuestros cuerpos cambian constantemente, cada día envejecemos más, pero los niños no envejecen sino que maduran, así que el cambio en el cuerpo humano es constante pero diferente dependiendo de la edad y del sexo, porque los hombres y las mujeres tienen aspectos en que cambian de manera diferentes.

Nuestros gustos también cambian. A veces lo que más nos gustaba nos deja de gustar y lo que antes rechazábamos ahora lo preferimos. Cuando niños algunas de las cosas que nos gustaban mucho ahora no nos gustan, mientras que otras cosas que antes no nos gustaban ahora nos parecen deliciosas.

Finalmente nuestros pensamientos también cambian. Nuestras ideas sobre política, sobre el uso del dinero, sobre la familia, sobre los amigos y amigas, sobre la escuela y el trabajo cambian constantemente. De hecho, a veces rechazamos a aquellas personas que cambian mucho cuando, en realidad, todos estamos cambiando constantemente.

Aunque parezca natural el cambiar no es siempre fácil. El cambio de conducta en el ser humano es uno de los procesos más difíciles porque no se trata solamente del cambio de la conducta sino del cambio en la manera de pensar. Los que trabajamos con procesos de desarrollo humano decimos que hay tres posibilidades de cambio.

La veleta, el instrumento que indica la dirección del viento, se mueve según la mueva el viento. Una persona que está constantemente cambiando sin creencias firmes, sin fuerza de voluntad es una veleta humano, se va con lo que lleve el viento.

El ancla, ese instrumento que ayuda a que un bote, barco o crucero se mantenga cerca del lugar en que se haya parado. Las anclas dan seguridad y posición, pero a veces hay anclas tan profundas que las personas ni avanzan ni retroceden, sino que se quedan estancados donde se sienten más seguro.

Finalmente, la amiba. No es to mismo que la ameba, que es un organismo que crea profundos dolores estomacales e intestinales. La amiba es un organismo del proceso celular, se parece a cuando usted abre un cascarón de huevo y ahí se ve una sustancia gelatinosa con un núcleo, que es la yema del huevo. La amiba es sumamente adaptable, se adapta a cualquier envase o movimiento sin cambiar su constitución. Si las cosas están fuertes se adapta, si están débiles, se adapta. Su forma se altera para facilitar movimientos y acción, pero sigue manteniendo su constitución básica.

En medio de tantos procesos de cambio conviene tener la flexibilidad y la capacidad de adaptación de la amiba. Por ejemplo, yo soy de los que pienso que Las Terrenas ha pasado por un proceso de transición rápido y hasta traumático. En los últimos 20 años pasó de una aldeíta a un pueblo grande con grandes ajusted de crecimiento. Muchos dentro de la comunidad han sido como veletas, vendiéndose al mejor postor, por así decirlo. Están allí y aquí y no están en ningún sitio.
Otros han sido como el ancla, nadie los mueve. Siguen pensando como si viviéramos hace 20 años atrás, mantienen tradiciones de poder comunitario que ya están cambiando. Por ejemplo, por primera vez vamos a tener un síndico que no fue nacido aquí, eso implican grandes cambios.
Otros han sido como la amiba, adaptándose, ajustándose y creciendo con los cambios de la comunidad.
¿Qué quiere ser usted? Veleta, ancla o amiba.

Que Hablen Las Mujeres
Dentro del cuerpo humano existen unas sustancias que son de lo más interesantes. Prácticamente cada órgano las produce y se llaman hormonas. Esas hormonas son secretadas por los órganos y llevadas en la sangre a través de todo el cuerpo. Por ejemplo, si usted se siente un poco letárgico, o sea, como muy lento; o si se siente prendío con un nerviosismo; o si se siente muy enérgico y hasta con muchas ganas de hacer el amor, eso se debe al flujo de las hormonas en la sangre. Esas hormonas hacen de nuestros movimientos y de nuestro estado emocional lo que les dá la gana.

La mejor manera de saber cómo funcionan las hormonas es observar el comportamiento de las mujeres. Durante su ciclo mensual de 28 días, lo que en el campo llamamos "la luna", porque la luna se tarda 28 días en darle la vuelta a la tierra, la mujer experimenta ciertos cambios, a mitad del ciclo cuando ovula, o sea, cuando sale un óvulo o huevo del ovario y también alrededor de la fecha de su período.

Otro momento cuando se observan mucho los cambios hormonales de la mujer es cuando sale embarazada, o preñada. A través de todo el embarazo, pero sobretodo al comienzo del mismo, la mujer se llena de hormonas, le corre por todo el cuerpo, en las uñas, en la piel, en el cuello, en los brazos, en el estómago, en las manos, en los muslos, en la espalda. Un día amanece contenta y otro amanece llorando. Cualquier cosita la hace reir o la hace llorar. A veces se ponen muy dulces y otras veces se ponen bien j-o-d-o-n-a-s.

Nosotros los hombres no podemos entender eso, porque nuestros cambios hormonales están también presentes pero no en esa manera. Mi mujer es de las que piensan que todos los hombres deberían pasar por un proceso hormonal como el que pasa la mujer al comienzo de un embarazo. De hecho, ella dice que a los hombres se les debería amarrar y darles inyecciones de estrógeno y de progesterona y entonces soltarlos a ver lo que hacen. Ella dice eso porque los hombres nos llenamos de impaciencia cuando vemos a nuestras mujeres actuando como actúan cuando se llenan de esas hormonas. Imagínense eso, que nosotros los hombres pasemos por lo mismo que pasan las mujeres. Yo pienso que así los hombres seríamos más pacientes, más comprensivos, más cariñosos y más amorosos. Porque cuando la mujer se pone así lo que necesita es de mucho amor, mucho cariño, pasarle mucho la mano, abrazarla mucho y decirle que la queremos mucho.

Señores, imagínense que la comunidad es como una mujer preñada, repleta de energía, de emociones, de posibilidades, de deseos, de esperanza, de inquietudes. Lamentablemente la mayoría de nuestros líderes son hombres, porque si fueran mujeres estoy segurísimo de que como tales se darían más cuenta de las cosas que pasan en la comunidad y de lo que hace falta hacer. ¿Ustedes piensan que si nuestros síndicos pasados hubieran sido mujeres el pueblo estaría hoy sin nada para los niños ni para la familia? Jamás en la vida, porque las mujeres llevan por dentro, gracias a sus hormonas, la capacidad para ser más sensibles, más emotivas, más cuidadosas y más intuitivas. Dénme una comunidad donde hay más mujeres líderes y les mostraré una comunidad que presta más atención a los niños y niñas, los jóvenes y señoritas y a las familias en general.

Entonces, ¿qué vamos a hacer, porque casi todos los líderes elegidos el pasado 16 de Mayo son hombres? La gran mayoría de los regidores son hombres. No hay un solo diputado que sea mujer y el senador provincial será hombre también. Señores, yo creo que a todos esos hombres hay que sentarlos, amarrarlos y darle inyecciones de hormonas femeninas. Así sabrán hablar mejor, ser más llevaderos, escuchar mejor, pelear menos y prestar más atenciones a las necesidades más básicas de los ciudadanos.

Por otra parte, como estoy seguro que ellos no se dejarán inyectar los hormonas, ¿qué deberían hacer? Hablen con sus esposas y compañeras, hablen con sus amigas, hablen con sus colegas, hablen con las madres y con las abuelas, hablen con las niñas. Y asegúrense de que escuchan bien. Cállense la boca, que hablen las mujeres.

Historia Oral
Los pueblos que conocen su historia tienen experiencias más ricas. Hace unos días, hablando con unos amigos, les comentaba que me dolía ver a muchos viejitos y viejitas, los padrotes y madronas de la comunidad, desapareciendo poco a poco. Me quejaba que cuando ellos y ellas se nos vayan se llevarán con ellos muchas historias, historias que sus hijos no recuerdan y que sus nietos nunca aprendieron.

Una vecina nuestra que queremos mucho, doña Cristina, conversaba sobre un tema similar con mi señora. Doña Cristina es la voluntaria de más edad que tenemos en la Biblioteca Comunitaria Anacaona. Cada semana dedica dos horas para ayudarnos con los libros, leer historias a los niños y ayudarnos a arreglar las cosas. En una de esas tardes mi señora le preguntó: ¿Doña Cristina, qué es lo que Ud. más recuerda del pueblo? Sin pensarlo mucho ella dijo, "los árboles." "Ay," decía ella, "están desapareciendo." Y de allí siguió pensando en voz alta diciendo, por ejemplo, "yo me acuerdo de una ceiba grande que había en tal y tal sitio," "yo me acuerdo de una mata de mango donde todos los muchachos y muchachas del pueblo íbamos a tumbar mangos." "Ya no están ahí, han desaparecido con todas las casas y construcciones," se quejaba ella.

Así hablaremos de esos troncos y ramas del pueblo, "ya no están aquí" cuando sea demasiado tarde.

Yo creo que aquí en Las Terrenas nos hace falta un proyecto de historia oral. Un proyecto tal recogería todas esas personas con algo que contar sobre el pueblo, sus gentes, sus sucesos, sus historias, sus eventos, sus matas, sus caracteres, sus cambios y sus evoluciones. Imagínense una mesa redonda de toda esa gente, caminar con ellos por aquí y por allá recogiendo historias como se recogen los mangos bajitos. Precisamente, hace una semana, estuvo aquí un productor de televisión de Nueva York y le compartí mi sueño del Proyecto de Historia Oral de Las Terrenas. "Yo te puedo ayudar a hacerlo," me dijo. "Si me salen los planes," decía él, "vengo con mi equipo de producción en Agosto y Septiembre y vamos a reunir las gentes para hacerle videos de ellos contando las historias."

Bueno, si eso se nos dá sería maravilloso, porque así podríamos dejar grabado digitalmente el pasado de nuestro pueblo según los conocieron esas gentes. Si usted tiene nombres o ideas sobre este proyecto, o si quiere aportar para su realización por favor póngase en contacto conmigo a través de la emisora. De hecho, deberíamos tener un programa de radio donde comencemos a escuchar lo los viejos del pueblo tienen para decirnos. Si alguno de ustedes, amigos escuchas, se atreve a financiarlo, aquí vamos a estar friendo y comiendo más rápido que de carreras.

Cuán bueno sería si conociéramos mejor nuestra pasado. Pero, entonces, se me ocurre, ¿y qué de nuestro futuro? Nuestro futuro, amigos y amigas, lo estamos escribiendo ahora mismito, con palabras, acciones y hasta con los pensamientos. Por tan sólo un minuto póngase a visualizar lo que Ud. está viendo como nuestro futuro y así será. Un sociólogo escribió una vez que una nación "es una comunidad imaginada." Una interpretación de eso sería que lo que hacemos con nuestra comunidad es lo que nos imaginamos que ella es. Si pensamos que nuestra comunidad es un basurero, la hacemos un basurero. Si pensamos que nuestra comunidad es un punto de drogas, la hacemos un punto de drogas. Si imaginamos a nuestra comunidad como un paraíso, será un paraíso.

Señoras y señores, a todos nos conviene que nos imaginemos lo mejor. Pensemos en jardines, escuelas, pensemos en trabajo, pensemos en buenos sueldos, en buenas entradas, pensemos en nuestros hijos e hijas yendo a la universidad o a la escuela técnica, pensemos en esos jóvenes empezando familia con buen pie. Pensemos, señores, que todos nos tratemos con respeto, que al medio ambiente lo cuidemos como el jardín que merece ser y, más que todo, cuando pensemos en el uno y en el otro, imaginémonos que somos hermanos y hermanos, amigos y amigas, los unos de los otros. Capturemos el pasado para vivirlo a plenitud y llenemos nuestras mentes con las mejores ideas para el futuro y así será.

Desarrollo Humano
Las Terrenas se encuentra hoy ante un tesoro de posibilidades. En los últimos meses se han arreglado calles, se han comenzado a construir badenes y calzadas, se comienza a marcar las calles el esperado desague sanitario, recientemente recibimos lo que se había pedido hace mucho, una atención especial a los problemas de seguridad. Aparte de ello en menos de seis meses se abrirá el nuevo aeropuerto del Catey, en año y medio se inaugurará una nueva autopista directa a la capital, se vislumbran nuevos hoteles, las llegadas de nuevos turistas traídos por cruceros, el campo de golf country club, una marina y quién sabe qué más.

Todas esas cosas deben comenzar a decirnos lo que resulta obvio, que Las Terrenas no es un campito, que ya no somos una aldeíta de pescadores, sino que estamos en proceso de convertirnos en una gran metrópoli. Un día de éstos menos pensado nos vamos a encontrar con calles totalmente asfaltadas, con un sistema de desague sanitario y con calzadas seguras por todas partes. Atrás dejaremos las calles de caliche, las basuras en los contenes, el lavado de tripas en los ríos, los pozos sépticos de Caño Seco y me imagino que tendremos por lo menos dos semáforos, uno en la Duarte con Sánchez y uno en la Duarte con Mella. Y cuidao si más. Es obvio que poseemos el mayor potencial turístico y económico en toda la zona. Basta sólo con preguntar, ¿dónde se están construyendo las nuevas plazas, los nuevos edificios de apartamentos y para dónde se planean los nuevos hoteles? ¿Para Sánchez? No. ¿En Santa Bárbara de Samaná? NO. Es aquí en Las Terrenas donde están sucediendo todas esas cosas.

Junto a esa puerta gigantesca de nuevas posibilidades que se abre ante nosotros aparece también una gran pregunta. ¿Y qué va a pasar con la gente?

Proponemos la creación de un PROYECTO DE DESARROLLO HUMANO EN LAS TERRENAS. Señor síndico electo, reúna a las mejores gentes que pueda encontrar entre todos los partidos políticos, entre las iglesias, entre las clases profesionales, comerciales y obreras, entre los dominicanos y los extranjeros y en la sociedad civil. Que hablen los jóvenes, que hablen los viejos, que hablen hasta los niños. Juntos comencemos a perfilar el desarrollo humano dentro de Las Terrenas. Hablemos de los parques infantiles, de las nuevas y mejores escuelas, de bibliotecas, de sociedades culturales. Hablemos de comenzar a entrenar a nuestros bachilleres y a los desempleados, dándoles el conocimiento y destrezas mínimas para que consigan buenos trabajos dentro de ese futuro que se avecina rápidamente. Gente que sabe leer y escribir, que son buenos profesionales y técnicos van a conseguir mejores trabajos y ese dinero se va a quedar aquí y va a circular aquí. Cuando el progreso económico va unido al desarrollo humano se crea una comunidad modelo.

En este pueblo no hay un solo parque infantil y eso no puede seguir así. En este pueblo hay una sola biblioteca abierta al público y deberían haber diez. En este pueblo nuestros jóvenes y señoritas tienen un mundo muy limitado y eso no puede seguir así. Esos jóvenes y señoritas milenarios necesitan arte, teatro, centros de informática y otras cosas más además de los bailes, alcohol, drogas y sexo a la que tienen acceso. La ausencia de un discurso sobre la familia y sobre el desarrollo humano es un desastre que no nos podemos permitir. Un proyecto de desarrollo humano nos ayudaría a evitar que entre los grandes edificios y los grandes proyectos nos convirtamos en un basurero humano.

Un proyecto para el desarrollo humano es necesario para comenzar a decir a todo el mundo que aquí en Las Terrenas vamos a hacer posible que nuestros niños y niñas, jóvenes y señoritas, hombres y mujeres sean bien educados, puedan tener buenos empleos y puedan disfrutar de una mejor calidad de vida.

Desarrollo económico, desarrollo humano, mano a mano para un futuro sostenible y para una comunidad modelo en Las Terrenas.

Pocos Días
Entre el 16 de Mayo y el 16 de Agosto hay 92 días. ¿Qué deberían estar haciendo en ese tiempo los recién electos regidores y regidoras, síndicos y síndicas y los nuevos diputados y senadore?

Antes de sugerir una repuesta debemos primero identificar quiénes son esa gente.

Ellos son, en primer lugar, ciudadanos. O sea, pertenecen a una comunidad grande, la de la nación, la patria, la república y se deben a ella a través de sus leyes y a través de sus deberes y responsabilidades cívicas.

Ellos son, en segundo lugar, miembros de una comunidades chiquita, la de personas que comparten en común una misma geografía, o sea, un municipio o provincia.

Ellos, en tercer lugar, tienen poder. No es un poder innato, o sea, no nacieron con ese poder. Es un poder otorgado, ofrecido por otros a través del voto. Ese poder, entonces, no es propio sino prestado. Nosotros, los ciudadanos, se lo hemos prestado a ellos y ellos ahora tienen la responsabilidad de usar ese poder de la manera que mejor convenga a la comunidad grande y a la comunidad chiquita.

El poder no es otra cosa que "la habilidad de actuar." Eso es todo, "habilidad de actuar." El poder no convierte a una persona de diablo en santo, de flaco en gordo, de feo en lindo o de ciego en vidente. No, lo único que hace el poder es darle al elegido la habilidad de actuar, una habilidad que se manifiesta en la manera de hablar, de tomar decisiones, de dirigir a otras personas y de decidir el destino de los bienes del pueblo. Usted le quita esa habilidad de actuar a los recién elegidos y volverán a ser unos maca-chicles como cualquiera de nosotros. Es cierto que muchos en posición de poder se vuelven más ricos, adquieren muchas cosas y se portan como si fueran dioses, pero esos son los pariguayos de la política, los verdaderos talibanes de la democracia, o sea, los terroristas del poder, los que piensan que el pueblo es ciego o que quizás a ellos no les llegará su hora de rendir cuentas. Por otro lado, un líder bueno utiliza su habilidad de actuar para hacer el mayor bien posible.

Por eso cabe bien la pregunta, durante esos 92 días, ¿qué deberían estar haciendo esos nuevos elegidos? Permítanme sugerir solamente dos cosas.

Primero, piensen en lo que va a suceder dentro de cuatro años. ¿Dónde van a estar ustedes a los cuatro años a partir de hoy, cómo serán vistos, qué se dirá de ustedes, qué valor tendrán ante los ojos de la comunidad chiquita y de la comunidad grande y cómo se verán a ustedes mismos?

Segundo, piensen en lo que habrá sucedido en la comunidad. ¿estará mejor que lo que está hoy, se habrá reducido la pobreza, aumentó la calidad de vida, creció el desarrollo económico, aumentó el nivel educativo y cultural de todos, viven mejor las familias que la componen, hay mejor salud, mejores servicios, mejor higiene?

Desde la tribuna de este editorial invitamos a los regidores y regidoras a que reflexionen acerca de quiénes serán ustedes en el 2010. Ustedes están más cerca del pueblo, son sus ojos, voces y oídos. El síndico ha sido elegido para ejecutar la voz del pueblo a través de ustedes. Cumplan con su labor de líderes buenos e íntegros y tendremos un buen síndico y un mejor municipio.

Ustedes, síndicos y síndicas, les animamos a crear un modelo de liderazgo comunitario que sea humano y solidario, dirigido hacia el bienestar de nuestros niños y niñas, de nuestros jóvenes y señoritas, de nuestras familias, de nuestros abuelos y abuelas y de nuestras organizaciones sociales, culturales, educativas y económicas.

Ustedes, diputados y diputadas, senadores y senadoras, tienen la gran responsabilidad de hacerse presente en nuestras comunidades, viendo, oyendo y hablando con el pueblo, representando íntegramente los mejores intereses de la provincia. Necesitamos de su honestidad y de su efectividad, para que disfrutemos de mejores tiempos.

Líderes, queremos conocerlos y recordarlos no como personas que acumularon millones y alcanzaron gran altura dentro del poder mal habido. Muy por el contrario, queremos pensar en ustedes como aquellos que hicieron de nuestras comunidades chiquitas y de nuestra comunidad grande lo que merecen ser, lugares donde es bueno vivir, donde es bueno tener familia y progresar, donde es posible, pura y simplemente, ser feliz.

No hay comentarios: