jueves, 31 de mayo de 2007

La Naturaleza del Liderazgo

[Foto: Un protestante solitario trata de detener la columna de tanques durante las protestas en Tiannamen Square, China, el 5 de junio del 1989].

Arún Gandhi, nieto del gran líder político y espiritual de la India Mahatma Gandhi, cuenta la historia de cierta vez cuando acompañó a su padre en un viaje mientras vivían en Sudáfrica. Su padre tenía que asistir a unas reuniones mientras que Arún se le encargó cumplir con ciertas diligencias, incluyendo llevar al vehículo al taller para una reparación. Arún hizo sus diligencias y dejó el carro en el taller para luego irse a ver varias películas para matar el tiempo. Pero se le hizo tarde y en lugar de estar listo para recoger a su padre a las 5 de la tarde cual lo acordado, tuvo que ir primero a recoger el vehículo al taller y luego ir a buscar a su padre. En eso se le hizo tarde y llegó donde su padre a las 6 p.m.

Pensando qué hacer lo único que se le ocurrió fue decir una mentira, así que dijo que el taller se tardó más de la cuenta en reparar el vehículo. Claro está, su padre ya había llamado al taller y sabía la verdad. Cualquier padre se hubiera enojado y disciplinado a su hijo, pero él pensó diferente y se dijo: "hay algo errado en la manera en que yo te he criado como para no darte suficiente confianza propia para decir la verdad. Necesito pensar en lo que he hecho y por eso voy a caminar todo el trayecto de regreso a casa." Arún insistió en que su padre subiera al vehículo, pero tuvo que conformarse con seguirlo desde atrás durante las cinco horas y media que duró el trayecto de 25 kilómetros de regreso a la casa. Una de las cosas que descubrió fue que la manera auténtica y disciplinada de su padre le enseñó más que si le hubieran dado "una pela".

Todos podemos aprender algo de esta experiencia. Reflexiona en lo que te enseñó a ti. A mi me enseña algo poderoso en cuanto a ciertas características claves del liderazgo auténtico:
1. El valor del buen ejemplo. Un líder cualquiera piensa que su función principal es la de mandar, corregir y ejecutar. Un líder auténtico piensa que la suya es la de sentar un buen ejemplo. Cuando un buen ejemplo se multiplica se benefician todos. El mal ejemplo repetido por otros es una maldición que dura cien años.
2. La audacia del respeto propio. Para uno respetarse a si mismo hay que tener mucha honor propio e integridad porque es mucho más fácil actuar irresponsablemente. El mayor irrespeto es el actuar sin principios.
3. El poder de la reflexión. Pausando para evaluar nuestras acciones evita que nos escudemos en las acciones de los demás. Nuestro reflejo natural es defendernos, pero el líder auténtico no teme descubrir la verdad.
4. El alcance de la humildad. En nuestro medio al humilde se le llama "pendejo." Es una palabra fuerte que en realidad revela mucho más acerca del que la dice. Actuar humildemente requiere mayor fortaleza y valor que actuar sagaz y engañosamente. Engañar lo puede hacer cualquiera, pero sólo un héroe o heroína moral ha aprendido a actuar humildemente.
5. La sabiduría del bien común. Todo en la vida esta íntimamente entrelazado. La búsqueda del bien común beneficia a todos mientras que detrás de todo acto de corrupción y detrás de toda actividad engañosa está la idea del beneficio propio por encima del bien común. La corrupción es un acto de violencia contra uno mismo y contra los demás porque empobrece el caudal de posibilidades que beneficiaría al mayor número de personas. Es un sabio el líder auténtico que se mantiene incólume ante los ataques de la corrupción.
6. El respeto a los subalternos. Arún apenas tenía 16 años cuando ocurrió el incidente, así que no sólo era un menor sino que también había intentado engañar. Su padre le tenía tanto respeto a su hijo que no se permitió ni humillarlo ni enlodarlo. Al asumir responsabilidad por su papel en la falta de su hijo nos comparte el principio de que todo subalterno se merece nuestro respeto y de que detrás de cada una de sus faltas hay generalmente algo en lo que también nosotros hemos fallado.
7. La honra de la sencillez humana. Una de las primeras cosas que se puede perder al asumir un cargo de liderazgo o de importancia es la sencillez. A ciertas personas hasta los gestos les cambian. Al momento cúspide de su experiencia humana, Jesús se ciñó una toalla a la cintura y le lavó los pies sucios a sus doce discípulos y a María Magdalena. ¿Por que pretender ser más de lo que somos cuando el verdadero honor es el de servir? A eso son llamados los líderes, a servir al pueblo y es por eso que se llaman "servidores públicos".
8. El peso del poder. Ser líder es una gran responsabilidad ya que el líder está constantemente en el eje visor del pueblo. En ciertas comunidades todo se sabe y todo se comenta, así que un líder auténtico se recuerda de que guía al pueblo tanto por lo que hace como por lo que no hace y también por lo que se dice de él. La honestidad es un peso ligero.
9. El gozo del liderazgo. A pesar de los sacrificios que muchos ven en el liderazgo, también hay gran gozo por el deber bien hecho. Imagínese la satisfacción de los grandes líderes que ayudaron a levantar a una comunidad o a un país y que dejaron legados positivos para el futuro. Si usted es un líder o aspira a ser un líder hágalo sabiendo que durante y después de su función le espera el gran gozo del deber cumplido.
10. El costo de la ignorancia. Hay un dicho que dice: "Si usted piensa que la educación cuesta, piense en lo que cuesta la ignorancia" (Derek Bok). El líder auténtico no puede darse el lujo de actuar ignorantemente, porque las acciones mal pensadas y mal razonadas pueden traer graves consecuencias a un sinnúmero de personas y a la comunidad. Un líder sabio y justo tiene mayor poder de impacto que uno ignorante.

Un líder auténtico es un educando y un educador a la vez. Aprende y enseña. En ese tono Mahatma Gandhi dijo que "La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo". Líderes auténticos son aquellos que no se cansan de aprender y de enseñar, porque en su búsqueda del bien común se convierten en las mejores personas que pueden llegar a ser. Mientras más auténtico el líder mayor será el beneficio para la comunidad.

No hay comentarios: