martes, 18 de marzo de 2014

Anatomía de un Desastre en Las Terrenas
















video






Anatomía de un Desastre en Las Terrenas
Mediante una simple observación se puede nota que por la tapa del desague sanitario frente a la entrada del hospital se vierten en la calle unos 10 litros de agua contaminada con excrementos cada minuto.  En un metro cúbico de agua hay 1000 litros de agua, eso quiere decir que desde esa tapa se estaría expulsando aproximadamente un metro cúbico de agua  cada hora y media.  Mil litros de agua es el equivalente a un tinaco de 250 galones.  Eso quiere decir que solamente por esa tapa se tiran a la calle cada día unos 16 tinacos de 250 galones o 4,000 galones por día.
Si multiplicamos lo que produce ese hoyo frente al hospital con la que se produce en otros cinco puntos en el pueblo estamos diciendo que 20,000 galones de agua contaminada (80 metros cúbicos) proveniente del sistema de alcantarillado y séptico corre por contenes, calles, patios, cañadas cada día.
 ¿Adónde va esa agua contaminada?  Pasa por los contenes del barrio del hospital y por la cañada que la rodea, por el Caño Seco y sus calles aledañas, por los contenes y cañadas en Abra Grande, por la calle Gregorio Luperón que comunica al barrio del hospital con el BTA, por la calle Francisco Alberto Caamao Deñó frente al antiguo Hotel Cacao Beach y quién sabe donde más.  La podredumbre en el Caño Seco se une a la podredumbre del Río Las Terrenas que comienza por el vertedero y termina en la playa frente al destacamento policial.  La podredumbre del barrio del hospital paso por la cañada que desemboca en la Laguna Maricó y eventualmente termina en Playa Las Ballenas.  Hay calles, casas y patios donde la podredumbre pulula a flote por haberse saturado el subsuelo.
Esa agua contaminada no es solamente excrementos y orina, sino que está mezclada que el agua subterránea que se introduce en las tuberías.  Además, no todas las aguas contaminadas salen a flote, algunas permanece en el subsuelo, terminan en las aguas subterráneas, contribuyen a la debilitación del suelo, poniendo en riesgo a corto y a largo plazo la salubridad en nuestros hogares, de los ríos y las playas.
A manera de contexto, usando el método de evaluación rápida de contaminación de agua, aire y suelo de la Organización Mundial de la Salud, el Centro para el Eco-Desarrollo de la Bahía de Samaná y su Entorno (CEBSE) realizó una evaluación en el 1994 para los municipios de Sánchez y Samaná (ver http://www.bvsde.paho.org/bvsaidis/puertorico/xiii.pdf),   Según el estudio realizado por el CEBSE, el río Las Terrenas descarga a la playa 40,000 metros cúbicos de agua residuales residencial y hotelera por año y 540 toneladas por año de residuos sólidos.    Esto causa una contaminación microbiológica y físico-química a través de todo su cauce y en las playas que son utilizadas por turistas y lugareños.  De acuerdo a ese estudio que data del 1994, Las Terrenas producía 1,500 toneladas de basura al año depositada a cielo abierto y 64,000 metros cúbicos de agua residual doméstica y hotelera vertida a cielo abierto. 
Este estudio debe ser replicado o una nueva metodología de medición utilizada, para evaluar los niveles actuales de contaminación después del desastre medioambiental causado por el alcantarillado mal construído, 20 años después del estudio original.  Estimamos que los resultados no revelarían mejora, sino un desequilibrio y condiciones mucho mayores.
¿Quién va a someter a Felucho Jiménez y al ingeniero José Aponte por provocar en Las Terrenas los excesivos niveles de contaminación en nuestras casas, calles, ríos, cañadas, lagunas y playas a raíz de un sistema de desague inefectivo, mal construido e inoperante?  ¿Quién someterá a esas personas y a los que observaron lo que ocurría, como las autoridades edilicias de ese entonces, la gobernación, los encargados de los departamentos correspondientes del gobierno central?  ¿A quién haremos responsables por provocar enfermedades gastrointestinales, en la piel y todas las otras cosas que resultan de oler, tocar, pisar y llevar a nuestros pisos y patios excrementos líquidos, condiciones difíciles de computar en término a pérdidas económicas, de calidad de vida pero que afectan a niñ@s, ancian@s y personas en general?  ¿Será posible que las consecuencias de esa podredumbre no nos duela lo suficiente como para permitir que las culpables y responsables permanezcan impunes mientras Las Terrenas se ahoga en excrementos?

La Planta de Tratamiento y Alcantarillado en la Prensa
Según el informe del Ministerio de Turismo, la planta de tratamiento de Las Terrenas fue construída con fondos del CEIZTUR (Comité Ejecutor de Infraestructuras en Zonas Turísticas) por un monto de RD$213,561,383.00 millones de pesos.  Las obras fueron dirigidas por el titular de la CEIZTUR, ingeniero José Aponte bajo la gestión del ministro de turismo Felix (Felucho) Jiménez.  O sea, lo que ocurrió en Las Terrenas con el sistema de desague y la planta de tratamiento se lo debemos a la gestión del exministro de turismo Felucho Jiménez al que muchos recuerdan como uno de los mejores “amigos” de Las Terrenas.  Según la prensa nacional en el 2011 (ver http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=238367) ,  el gobierno invirtió 892 millones de pesos en obras de infraestructura en Las Terrenas.  En las palabras del Ministro de Turismo con esos fondos se construyeron el sistema de alcantarillado, la planta de tratamiento de aguas residuales, la reparación de la carretera Sánchez-Las Terrenas y el asfaltado de calles en el municipio.
Según la prensa nacional, el ministro de turismo Felucho Jiménez entregó siete millones de pesos al Consorcio Solsanit por concepto del segundo avance para la construcción del sistema de alcantarillado y planta de tratamiento en Las Terrenas (ver http://www.elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=31460).  El Consorcio Solsanit es presidido por el Ing. Pedro Castillo de Castro, quien de acuerdo a un informe de Nuria Piera aparecido en Acento.com.do en abril del 2012, aportó un millón de pesos en octubre del 2010 a la cuenta del Partido de la Liberación Dominicana.  El Consorcio Solsanit ganó una licitación para la construcción de 45 planteles escolares por un valor que superó los mil millones de pesos (ver http://www.acento.com.do/index.php/news/14740/56/Nuria-revela-que-Felix-Bautista-y-amigos-regalaron-millones-de-dolares-a-Martelly.html).
Visto de manera más específica. el informe de INAPA del 8 de febrero del 2012, el ex Presidente Leonel Fernández inauguró la planta de tratamiento de aguas residuales de Las Terrenas.  Ver file:///C:/Users/coco.coco-PC/Downloads/MEMORIAS%20INAPA%202008-2011.pdfEn el 2010 se reporta la inauguración de la planta de tratamiento en Las Terrenas, por parte del Sector Agua Potable y Saneamiento (APS) http://inapa.gob.do/LinkClick.aspx?fileticket=g6SWncqelXY%3D&tabid=67&mid=444
Tanto el acueducto como la planta de tratamiento aparecen en los reportes de obras del 2010 y del 2011.  Detalles técnicos sobre el funcionamiento de la planta de tratamiento aparecieron desde el 2006, ver http://www.las-terrenas-live.com/las-terrenas/actualidades/ano-2006/octubre-2006.html.  La planta de tratamiento aparece en el reporte que se encuentra en http://www.ais.unwater.org/ais/pluginfile.php/378/mod_page/content/144/REP%C3%9ABLICA%20DOMINICANA_producci%C3%B3n%20de%20aguas%20servidas,%20tratamiento%20y%20uso.pdf.pdf (ver página 3).

En visita realizado por el expresidente Leonel Fernández en septiembre del 2009, el entonces ministro de Obras Públicas Víctor Día Rúa explicaba que la planta de tratamiento en construcción en esa fecha daría solución a los problemas sanitarios en la comunidad (ver http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=167696).  Ahora, cinco años más tarde, no se han solucionado los problemas sanitarios sino que se han empeorado por obras realizadas por ese mismo gobierno.

No hay comentarios: